Colombia reconoce a Julio Borges condición de refugiado

AFP

La resolución que le reconoce la condición de refugiado en Colombia al político venezolano opositor Julio Borges, del partido Primero Justicia, fue firmada por el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, según lo informó el propio funcionario.

El canciller Trujillo aseveró en una declaración a los medios de comunicación que el Gobierno consideró “fundadas las preocupaciones y temores de persecución que adujo el solicitante”.

Trujillo dijo que la decisión se tomó con base en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de Ginebra de 1951 de las Naciones Unidas y las leyes internas colombianas.

Resaltó, además, que el reconocimiento se otorgó luego de que la Comisión Nacional para la Determinación de la Condición de Refugiado de Colombia estudiara la solicitud del político venezolano.

Borges fue elegido diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela por el estado Miranda para el período 2016-2021, órgano legislativo de mayoría opositora que presidía en agosto del año pasado cuando el gobierno impuso su Asamblea Constituyente. Caracas pidió su extradición por su presunta participación en el supuesto atentado contra el presidente Nicolás Maduro sucedido el pasado 4 de agosto. Entonces, drones cargados con explosivos detonaron cerca de la tribuna en la que el mandatario, que salió ileso, daba un discurso.

El diputado, cuya inmunidad como legislador fue despojada por el oficialismo, califica el ataque como "una farsa" para "perseguir" a adversarios de Maduro.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, acusado de servir al gobierno, ordenó en agosto la captura de Borges por "homicidio intencional calificado en grado de frustración".

También es solicitado en extradición por cargos de traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración, instigación pública y conspiración.

Borges se exilió hace ocho meses en Colombia tras el fracaso de unas negociaciones entre el régimen venezolano y la oposición.

Colombia y Venezuela prácticamente no tienen relaciones diplomáticas en medio de la crisis humanitaria que Maduro niega, y que ha convertido a Colombia en el destino de cientos de miles de venezolanos agobiados por la aguda situación económica del país petrolero.

El mandatario venezolano ha señalado a Iván Duque de ser parte de una supuesta conspiración para derrocarlo, una versión desestimada por Bogotá.

El presidente Duque indicó en la pasada Asamblea General de las Naciones Unidas que no extraditaría a Borges. “Nosotros no vamos a extraditar a un perseguido político para que una dictadura abuse de sus derechos humanos”, afirmó.

Los refugiados son reconocidos por las Naciones Unidas como aquellas personas que necesitan protección internacional al no poder regresar a su nación debido al temor de ser perseguidos, por la violencia, el conflicto u otras situaciones que perturben el orden público en su país.

Las naciones latinoamericanos, ante la migración causada por la violencia que se presentaba en algunos territorios centroamericanos, firmaron en noviembre de 1984 la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados, que contiene unos criterios para la protección de las personas que dejaron sus hogares por la violencia y que se basa en la Convención de Ginebra.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha pedido que los migrantes venezolanos sean tratados como refugiados ante la crisis humanitaria que se vive en el país gobernado por Maduro.

La organización calcula que 2.600.000 venezolanos viven en el extranjero y que 5.000 abandonan a diario su país.