Comienza batalla para salvar la frágil Antártica

Greenpeace
Greenpeace propone la creación de un área de protección del tamaño de Colombia y Venezuela para proteger las especies. 

 

A un año del evento más catastrófico en la Antártica, cuando murieron unas 40.000 crías de pingüinos, los gobiernos miembros de la Comisión del Océano Antártico (Ccrvma) se reunirán a partir del 22 de octubre para para realizar una votación por la creación del área protegida más grande del mundo, un Santuario Antártico.

Greenpeace reclama la protección urgente de la Antártica a través de la creación de un santuario marino de 1.8 millones de kilómetros cuadrados, casi equivalente a la superficie de Colombia y Venezuela juntos.

De acuerdo con la ONG, si es que no se resguarda esta área, cualquier industria extractiva (como la pesquera, la petrolera y minera) podrá arrasar con el hogar de la fauna presente en el continente blanco, el cual ya está amenazado por los efectos del cambio climático.

Según Estefanía González, coordinadora de la campaña por la Antártica de Greenpeace, “ningún negocio vale el sacrificio de un ecosistema. El lobby corporativo y político no puede ser más fuerte que la voz de dos millones de personas en el mundo que piden la creación del santuario marino. El momento es ahora, cuando los gobiernos tienen la oportunidad histórica de proteger la Antártica y su fauna, como los pingüinos que habitan en toda esta zona”.

Durante 2017 científicos franceses advirtieron la presencia de miles de crías muertas y no nacidas en una área conocida como la “tierra de Adelaida”. Se comprobó que la situación se debió a la existencia récord de hielo en la zona. Esta cantidad excesiva de hielo significó un obstáculo adicional para los pingüinos, que debieron sumar cerca de 100 kilómetros de recorrido para buscar alimentos para sus crías. Además, a esta situación se sumó una lluvia sin precedentes que no permitió que las crías se mantuvieran en calor.

“El encuentro de los gobiernos durante este mes en Australia podría definir el futuro de la Antártica”, concluyó González.

La Antártica es el continente más austral de la tierra. Está situada completamente en el hemisferio sur, casi enteramente al sur del círculo polar antártico, contiene el polo sur geográfico y está rodeada por el océano Antártico.

Con 14 000 000 km² es, en comparación con Oceanía, casi dos veces su tamaño. Alrededor del 98% de la Antártida está cubierta de hielo, que tiene un promedio de 1,9 km de espesor,3​ que se extiende a todos los puertos, excepto a los más septentrionales de la península Antártica.

La Antártida, de promedio, es el continente más frío, seco y ventoso, y tiene la altitud media más alta de todos los continentes.4​ La Antártida es un desierto, con precipitaciones anuales de sólo 200 mm en la zona costera y mucho menos tierra adentro.5​ La temperatura en la Antártida ha alcanzado los –89,2 °C, aunque la media del tercer trimestre (la parte más fría del año) es de –63 °C. Hacia 2016, había alrededor de 135 residentes permanentes, pero en las estaciones de investigación dispersas en todo el continente residen entre 1000 y 5000 personas durante todo el año. Los organismos nativos de la Antártida incluyen muchos tipos de algas, bacterias, hongos, plantas, protistas, y ciertos animales, tales como ácaros, nematodos, pingüinos, pinnípedos y tardígrados. La vegetación que se presenta en algunas zonas reducidas, es la tundra. /Greenpeace