Ex 'vice' Naranjo sería testigo en el caso del grafitero Diego Becerra

Archivo

Un llamado para que el ex vicepresidente, general (r) Óscar Naranjo sirva como testigo en el caso del grafitero Diego Felipe Becerra hizo la familia del joven asesinado el 19 de agosto de 2011. 

La defensa de los familiares manifestó que, "tenemos que iniciar por el director de la Policía de la época, que es el señor Óscar Naranjo. Obviamente también se le va a solicitar al señor general Francisco Patiño Fonseca para que venga a rendir testimonio. Ellos, como no son vinculados en este proceso, tienen la obligación como ciudadanos de rendir este testimonio”. 

El general Patiño Fonseca era comandante de la institución en Bogotá en esa época. 

La abogada de la familia Becerra reveló que se pedirá la declaración de otras personas que estarían involucradas en la muerte del menor. 

“[Testigos] que fueron y se dieron cuenta que en el lugar no había ningún arma de fuego, así como uno de los abogados que estuvo en la escena y le correspondió el manejo del lugar, el cuál sabemos que fue hecho de mala forma. Por eso estamos esperando que el doctor Héctor Hernando Ruíz rinda estas declaraciones”, aseguró la jurista.

La noche del viernes 19 de agosto de 2011, Diego Felipe se encontraba junto a sus amigos en el puente de la Avenida Boyacá con calle 116  pintando un graffiti, hasta allí llegaron unos agentes de la Policía que se disponían a requisar a los jóvenes.

En medio del procedimiento, Becerra, de 16 años, emprende una huida en la que el patrullero Wilmer Antonio Alarcón le disparó. Diego Felipe fue trasladado a la Clínica Shaio, en la que horas después perdió la vida.