La Guajira, sedienta por falta de agua potable

Cortesía

Entrevista. En la capital, Riohacha, hay zonas que al día de hoy no cuentan con el servicio

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Hay algún avance frente al problema de abastecimiento de agua potable en La Guajira?

HILBERT ALONSO PINTO ARAGÓN: El tema del suministro de agua potable sobre todo en esos municipios donde la situación de mortalidad infantil se ha incrementado no ha mejorado. Ha habido apoyo del Estado en el sentido de pañitos de agua  tibia, mas no en acciones concretas. Se han invertido una cantidad de recursos por parte del Estado y algunas organizaciones internacionales, pero ha faltado articulación para que puedan ser efectivos esos recursos y que se puedan ver representados en acciones importantes en la solución de agua potable. Pero realmente el impacto ha sido casi que nulo porque no se ha visto la resolución de esas necesidades en La Guajira.

En algunas comunidades muy pequeñas ha habido situaciones puntuales que han logrado solucionar, pero haber levantado los indicadores en cuanto a agua potable, no. Incluso hoy seguimos intervenidos en el tema de agua potable.

ENS: ¿Qué ha pasado en La Guajira con los planes departamentales de agua o los llamados bonos del agua?

HAPA: El famoso Plan Departamental de Aguas que el Ministerio, incluso motivando al Gobernador de turno para meterlo en ese camino, porque este es el único departamento que no tiene derecho a recursos del Estado para solucionar temas de agua, que es una necesidad básica, cuando se hizo el préstamo quedaron pignoradas las regalías, pero luego que se llevan las regalías no se llevaron la deuda con el Banco Mundial.

Por lo tanto sigue el departamento pagando una deuda y lo que se ha visto del avance ha sido con los recursos del Banco Mundial, con el préstamo que se hizo para desarrollar el Plan Departamental de Agua. Ha solucionado algunos acueductos en algunas partes puntuales. Por ejemplo, en Riohacha hay agua de 20 a 24 horas en la zona centro. Todavía en otras zonas del distrito capital no hay.

En Riohacha es en donde más se invirtió en el tema de agua potable, se invirtieron más de 70.000 millones de pesos en el Plan Departamental de Agua: se hizo ampliación de redes, se hizo optimización de algunas tuberías de todo el sistema. Se mejoraron muchas condiciones y ahora hay un sector grande del centro de la ciudad que tiene agua de 20 a 24 horas.

El resto, los barrios periféricos, todavía hay barrios que no tienen agua potable.

Por ejemplo, en el municipio de Albania se logró optimizar el acueducto, se hizo una planta nueva. Hay la planta Metesusto que le da a varios municipios del Cesar, San Juan y Fonseca, se avanzó en el tema. Está en terminación esa planta.

Se ha logrado avanzar pero realmente con el Plan Departamental de Agua es lo poco que se ha avanzado. Pero de parte del Estado no se ha metido la mano. Se vinieron a intervenir a manejar los pocos recursos que tenía el departamento.

ENS: ¿Se ha intentado con las plantas desalinizadoras para aprovechar el agua del mar?

HAPA: En La Guajira se hizo algo pero no la Nación, lo hizo una embajada, una organización internacional donó una planta desalinizadora para Manaure, pero no resuelve el tema. Manaure es una zona muy dispersa, además de difícil acceso, y realmente lo que puede resolver es una parte de unas comunidades indígenas o del sector urbano, si así lo definen ellos.