Norte será ejemplo de desarrollo urbano en armonía con el ambiente

Foto Alcaldía.

La conectividad entre diferentes elementos de la estructura ecológica, la revitalización del río Bogotá y un desarrollo urbano en armonía con el medio ambiente fueron asegurados en el fallo del Tribunal de Cundinamarca que declaró "conveniente y necesaria" la propuesta de la Administración Distrital respecto al realinderamiento de la reserva Thomas Van der Hammen.

"Creemos que es una propuesta que le aporta al desarrollo de la ciudad, ya que concibe el ordenamiento del territorio sobre tres pilares que deben ser priorizados por todos los actores que de alguna manera intervienen en él. Me refiero al desarrollo social, ambiental y económico. Estos además fueron definidos por la Conferencia de las Naciones Unidas para la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III", explicó la gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Martha Cecilia Moreno Mesa.

La dirigente gremial dijo que es deber de todos los bogotanos velar porque el Gobierno distrital responda a las necesidades de habitabilidad de manera ordenada y sostenible. Esto representa un gran reto, puesto que el rezago que trae Bogotá en materia de vivienda, sumado al crecimiento poblacional y la disminución en el tamaño de hogares, hará que para 2050 se demanden cerca de 3 millones de nuevas viviendas, lo que significa más del doble de las existentes (según proyecciones de la Secretaría Distrital de Planeación).

Moreno Mesa agregó que también es un deber rodear y apoyar iniciativas sustentadas en análisis técnicos que aseguran su viabilidad y que permiten los desarrollos que Bogotá necesita, pero que además son responsables con la ciudad, la región y los elementos de la estructura ecológica. Lo que se reconoce en la propuesta del Distrito para la delimitación y plan de manejo ambiental para la Reserva Thomas Van der Hammen.

Le puede interesar: CAR acatará decisión sobre Van der Hammen.

 

Ecosistemas

De esta propuesta se destaca que considera la visión del Panel de Expertos, contratado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el año 2000, quienes pensaron que conectar los ecosistemas presentes en el norte de Bogotá genera una oportunidad única de ordenar el territorio a partir de la protección, restauración y conexión de los ecosistemas. Y esa es la intención de la Administración, ya que la delimitación propuesta protege y restaura cada uno de los elementos de valor ambiental que están dentro del área y los conecta, manteniendo las zonas que se han definido como de preservación y restauración.

También es de resaltar que la delimitación que se propone, y que fue avalada por el Tribunal, fue sujeta a diferentes simulaciones de conectividad ecológica para especies terrestres y acuáticas con ayuda de herramientas tecnológicas, lo que permite garantizar una conectividad funcional entre todos los elementos ambientales mediante un sistema de bosques, humedales y praderas.

"Lo que es aún de mayor relevancia y en lo que debemos coincidir quienes estamos interesados en el desarrollo sostenible es que la propuesta busca incrementar el área de la reserva en un 23% pasando de 1.395 hectáreas a 1.710, así como las zonas definidas como de alta naturalidad que se encuentran al interior. Estas tienen hoy muy baja representación y pasarán de 608 a 1.127 hectárea lo que representa un incremento del 85%", explicó la gerente de Camacol B&C.

Esta iniciativa garantiza el cumplimiento de las determinantes de sostenibilidad ambiental, social y económica en el más grande desarrollo de renovación urbana visto en país: Ciudad Lagos de Torca.