“Los que no salen también eligen, porque dejan que los malos voten”

Foto cortesía
El obispo emérito de Garzón, Libardo Ramírez, también le dijo a EL NUEVO SIGLO que "si hay gobernadores y alcaldes corruptos, derogarles el mandato"

___________

“Los que no salen también eligen, porque dejan que los malos voten”, manifestó el obispo emérito de Garzón, Huila, Libardo Ramírez, al hacer un llamado para que el 27 de este mes los colombianos voten a conciencia.

Y expresó: “Lo que creo es en la necesidad de decirle a la gente buena que salga a votar, porque los pícaros son los que salen, los de las ideologías torcidas, los que tienen principios adversos salen. Los otros se quedan”.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo observa las elecciones del próximo 27 de octubre?

LIBARDO RAMÍREZ: Lo que creo es en la necesidad de decirle a la gente buena que salga a votar, porque los pícaros son los que salen, los de las ideologías torcidas, los que tienen principios adversos salen. Los otros se quedan. Es un deber de cada ciudadano con la madre patria. Cada uno no se puede escudar en la pereza. Es un deber sagrado. Los que no salen también eligen, porque dejan que los malos voten. Entonces el llamado es a que voten a conciencia.

ENS: ¿A sus ojos qué retos tienen los nuevos gobernantes que salgan elegidos?

LR: Hay un reto muy grande. Primero, ser honrados. Que todo el mundo entienda que para el país, para las personas, el mejor don es ser horados.

La corrupción hay que eliminarla. Ojalá haya gobernadores sanos, alcaldes sanos, que tengan principios buenos. Y si hay gobernadores y alcaldes corruptos, derogarles el mandato.

ENS: Hay quien reclama que el Gobierno falla en darles recursos a los alcaldes para que ejecuten sus obras…

LR: Eso es un asunto que va dentro de los presupuestos nacionales, en la distribución de regalías, pero eso es todo el pueblo colombiano el que con un Parlamento honesto hace presupuestos bien hechos. Eso es lo que reclamamos, que los estudien con seriedad. El Plan Nacional de Desarrollo del presidente Iván Duque es algo bien bueno. Hay que sacarlo adelante.

ENS: ¿Otro gran reto es que defiendan el no al aborto y los matrimonios solo entre heterosexuales?

LR: Claro. Son los principios que hay que tener siempre en alto. Que la moralidad esté siempre presente. Por ejemplo, les parece simpático armar matrimonios entre personas del mismo sexo, que van contra la naturaleza, entonces qué moral existe ahí; o promover temas de homosexuales. Hay que tener misericordia con ellos, porque es una desviación de lo normal, porque Dios creó al hombre y la mujer para reproducirse y para la bendición de él.

Y ahora en cuanto a la vida, la gente está en contra de los asesinatos, pero se propicia que asesinen a los niños dentro del vientre materno. Eso es algo aberrante. Es algo contradictorio. Los que defiendan la vida, que lo hagan desde el vientre materno. Los niños en el vientre materno son indefensos.

Creen que es un avance el aborto. Eso es mentira. Eso es estar en contra de la naturaleza, ir contra las leyes de Dios.

ENS: ¿Por qué decidió retirarse de sus columnas de prensa?

LR: Estoy volviendo otra vez, poco a poco, porque me fui de receso por unos días y también por un trabajo grande que estoy haciendo. Estoy escribiendo mis artículos de manera intermitente. Tengo un vicio que es trabajar y haré un escrito sobre el Sínodo de la Amazonía, algo que la Iglesia ha promovido. Y tendré otro escrito sobre elecciones.

ENS: Dicen que está preparando un libro…

LR: Sí, es una memoria sobre el tema de las polarizaciones. Cuando se quiere descalificar a alguien se echa la culpa a alguien, y se forman las polarizaciones, pero resulta que todos son culpables. Y los que son más culpables, son los que obran en contra del pueblo.