Alcaldía y expertos rechazan publicación sobre "capital ciclista de la muerte"

Anadolu

“Bienvenidos a Bogotá”, dice Andy Villalba, quien perdió la cuenta del número de veces en que lo han amenazado por su bicicleta”. Así comienza a explicar un artículo publicado por el medio británico, The Guardian, cómo la capital colombiana es, palabras de dicha publicación, "La capital ciclista de la muerte".



Pasadas unas líneas, si bien el artículo resalta cómo en Colombia el ciclismo es un deporte apasionante, además de uno de los más exitosos, y cómo en ciudades como Bogotá la pandemia incrementó de manera sustancial su uso, la conclusión central del artículo internacional es el siguiente:

Pese a que Bogotá ha reducido de manera significativa los crímenes violentos en las últimas dos décadas, los robos aún son una realidad del día a día (…) Algunos bici usuarios llevan consigo bates de baseball y armas para auto protegerse”, expresa el artículo escrito por el corresponsal Joe Parkin Daniels quien, hay que resaltarlo, compila el testimonio de varios bici usuarios de la Capital, pero no contrasta dichos testimonios con cifras relacionadas al hurto y al asesinato por bicicletas.

La respuesta del Distrito

Ente esta publicación, tanto la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, como el secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, Hugo Acero Velásquez, calificaron de injusta esta publicación.

“En primera medida, me parece tremendamente injusto el titular. Lo segundo, hay un mal manejo de las cifras. En Bogotá el año pasado murieron en accidentes de tránsito 54 ciclistas. Este año 39, lo que significó una reducción del 28%. En lo que tiene que ver con personas muertas en medio de atracos, en Bogotá el año pasado murieron en Bogotá 64 personas. Ester año 44, de los cuales hay 3 ciclistas muertos este año”, precisó el secretario, quien posteriormente se refirió al esclarecimiento de dos de estos tres casos.



“Estamos concentrando los esfuerzos de la Policía y la Fiscalía en aquellos territorios en donde se concentra el hurto a bicicletas y estamos teniendo resultados. A partir del mes de junio las cifras mensuales comenzaron a bajar y esperamos que en los meses de noviembre y diciembre estén por debajo de las cifras del año pasado”, finalizó diciendo el secretario.

Un titular desmedido

Ahora, el experto en Movilidad sostenible de la Universidad del Rosario, Darío Hidalgo, dijo que si bien Bogotá debe mejorar tanto en seguridad personal como en seguridad vial para los bici usuarios, “decir que Bogotá tiene este tema desbordado es una exageración periodística que generó un impacto mediático negativo importante”. 

“El uso de la bicicleta ha crecido de manera muy elevada y durante la pandemia ha crecido un poco más, y bajo ese precepto es natural que haya mayor exposición a los problemas que pueda tener la movilidad en bicicleta como el hurto”, le dijo a EL NUEVO SIGLO el profesor Hidalgo, quien refirió que hoy en la ciudad se realizan más de 500.000 viajes diarios en bicicleta, que es más de la mitad de los viajes que se realizaban en la ciudad antes de la pandemia.

De hecho, al inicio de la pandemia se registraban alrededor de 360.000 viajes diarios en bici, lo que ha significado un crecimiento superior al 40% con respecto a los viajes actuales en menos de un año. 

Adicionalmente y refiriendo que el hurto es un tema generalizado de la ciudad que se aplica a todos los sectores, “pues eso también se refleja en la comunidad ciclista y hay que atenderlo. Pero el tema de homicidios por robo de bicicleta no parece ser tan alto”, añadió Hidalgo, quien corroboró la cifras dadas por la Administración Distrital.



“La Administración habla de tres asesinatos por hurto a bicicletas. Ninguno es aceptable y no debieron haber sucedido, pero no parece ser un número tan elevado como para poner un titular que hable de la Capital mortal de la bicicleta”, añadió el experto Hidalgo, quien dijo que la ciudad debe mejorar tanto en el aspecto de seguridad personal como seguridad vial.

Por último, Hidalgo precisó que las administraciones Peñalosa-López han hecho un esfuerzo enorme por apoyar la idea de que esta sea una ciudad ciclista, meta en la que Bogotá avanza pues hoy el 7% de la ciudadanía se transporta por este medio (a comienzos de los noventas era menos del 1%), y este tipo de publicaciones incentivan a que se abandone la idea de que transportarse en bicicleta es posible.