‘Colombia Danza’ regresa al estilo urbano de Bomba Estéreo

Foto cortesía

Bailarines nacionales, residentes en diferentes partes del mundo se reúnen una vez más para una nueva edición de Colombia Danza Unidos en Movimiento, un proyecto audiovisual que fortalece la actividad dancística a pesar de las dificultades que enfrentan los artistas debido a la nueva realidad causada por el covid-19.

Esta tercera edición del proyecto, apoyado por Asodanza y Pointé Danza Ballet Estudio de Danza de la Sabana, estará dedicada a la danza urbana. En anteriores versiones se exaltaron géneros como el ballet, la danza contemporánea y el folclore.

Colombia Danza  consiste en la realización de un videoclip, a través del cual se genera un diálogo con el cuerpo en movimiento entre los diversos talentos, géneros y espacios que hacen parte de la vida diaria de sus protagonistas. El video se podrá encontrar en la página de Facebook de Pointe DazaBallet.

Con la música de grandes artistas como Totó La Momposina han sido una realidad las dos primeras ediciones de Colombia Danza y esta tercera edición cuenta con la música de Bomba Estéreo y la participación de más de 30 bailarines.

Ya son más de 50 jóvenes que se han unido a esta iniciativa como símbolo de fuerza desde diferentes países de América y Europa, siendo embajadores residentes en el exterior, y también de ciudades de Colombia como Cali, Cartagena, Medellín, Barranquilla, Bogotá, Neiva, Pereira, Pasto y Bucaramanga.

Muchos de ellos se han formado en destacadas escuelas de danza del mundo como The Rock School for Dance Education de Filadelfia, Gelsey Kirkland Ballet y Complexions Contemporary Ballet de Nueva York, The State Ballet de Georgia, Ballet Magdeburg de Alemania, Royal Ballet School de Londres, la Escuela Nacional de Cuba; y de Colombia como Incolballet de Cali, Ballet Anna Pavlova, Alma en Movimiento del Teatro Julio Mario Santo Domingo, Ballet Studio Bogotá.

“Dada la situación actual se pensaría que el gremio no sobreviviría, pero como era de esperarse, de una u otra manera, desde las casas y como el contexto colabora a cada artista, se siguió adelante, sin salas de teatro, sin salones de danza, sin maestros corrigiendo más que por una pantalla, sin pisos y herramientas aptas, algunos ya no tienen habitaciones sino mini salones de danza trasformados”, afirmó Santiago Manuel Rojas, bailarín, docente, coreógrafo colombiano, creador y director de Colombia Danza.

Para Rojas ese ánimo de transformarse y seguir adelante fue lo que motivó a mostrarle al mundo que la actividad continúa, “que si algo caracteriza a quien estudia y se dedica al arte es la voluntad y la no resignación frente a la dificultad. La población colombiana debe conocer a sus artistas, apoyarlos y brindarles el respeto que merecen”.

Este proyecto, sin ánimo de lucro, es una ventana al mundo que se abre al talento de los bailarines colombianos con el claro mensaje de que el arte siempre estará vivo a pesar de las realidades que se vivan a lo largo de todos los tiempos.

“Por supuesto no se puede desconocer la situación actual, las muertes, las cifras, las perdidas, pero tampoco puede negarse que la cultura y entretenimiento han sido vitales en el transcurso de la estadía de las personas en sus casas”, comenta Santiago Manuel.