Cambio climático causó 83% de desastres en última década: Cruz Roja

Foto Anadolu

Las acciones globales para abordar el cambio climático actualmente no protegen a las personas que están en mayor riesgo, dijo la Cruz Roja Internacional en un informe publicado el martes, señalando que durante la última década, el 83% de los desastres fueron causados ​​por fenómenos meteorológicos extremos y relacionados con el clima.

Un informe de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), titulado ‘Informe mundial sobre Desastres 2020: calor o marea alta’, muestra que los países más afectados por desastres relacionados con el clima reciben solo una fracción de la financiación disponible para la adaptación al cambio climático.

"Durante la última década, el 83% de todos los desastres fueron causados ​​por fenómenos meteorológicos extremos y relacionados con el clima, como inundaciones, tormentas y olas de calor", dijo el informe.

Estos desastres dejaron más de 410.000 personas muertas y afectaron a la asombrosa cantidad de 1.700 millones de personas.

"El cambio climático no es en el futuro. Por supuesto, las cosas pueden empeorar, pero esto ya sucedió y podemos verlo en las estadísticas; lo estamos experimentando casi a diario", dijo a los periodistas el secretario general de la Federación Internacional, Jagan Chapagain, en una conferencia de prensa virtual de la ONU.

"Nuestra primera responsabilidad es proteger a las comunidades que están más expuestas y vulnerables a los riesgos climáticos".

Chapagain afirmó que la investigación de la Federación Internacional demuestra que el mundo no está haciendo esto colectivamente.

"Existe una clara desconexión entre dónde es mayor el riesgo climático y hacia dónde va el financiamiento para la adaptación climática. Esta desconexión podría costar vidas".

Según el informe, el número promedio de desastres climáticos y relacionados con el clima por década ha aumentado casi un 35% desde la década de 1990.

El Informe Mundial sobre Desastres 2020 asegura que los paquetes de estímulo masivo que se están desarrollando actualmente en todo el mundo en respuesta a la pandemia de COVID-19 son una oportunidad para abordar y reducir la vulnerabilidad climática.

Una recuperación que proteja a las personas y al planeta ayudaría a reducir los riesgos actuales y haría que las comunidades sean más seguras y resistentes a futuros desastres.

"El trabajo de adaptación climática no puede quedar en segundo plano mientras el mundo está preocupado por la pandemia: las dos crisis deben abordarse juntas", dijo Chapagain.

"Debemos aumentar significativamente la inversión en acciones climáticamente inteligentes que fortalezcan la reducción de riesgos y la preparación, junto con leyes y políticas climáticamente inteligentes", concluyó el funcionario.