Duque defiende la Ley de Financiamiento

Foto cortesía Presidencia

Como una reunión de trabajo “muy positiva” calificó el presidente Iván Duque el encuentro que sostuvo con el Consejo Gremial Nacional, este miércoles en la Casa de Nariño, en busca de construir consensos con distintos sectores del país para sacar adelante el proyecto de ley de financiamiento (reforma tributaria), garantizar la financiación de los programas sociales y reactivar la economía del país.

“Fue una reunión larga donde hablamos sobre la situación económica del país, sobre la urgente necesidad que tiene Colombia de enfrentar la informalidad laboral, de generar empleos de manera permanente y que esos empleos se constituyan en un eje fundamental de equidad en nuestro país”, precisó el Mandatario al entregar las conclusiones de la jornada de trabajo.

Se busca lograr “consensos que nos permitan conseguir los recursos que están desfinanciados para el año 2019, pero, al mismo tiempo, hacer reformas que, de manera estructural, nos permitan que en el país se aumente la producción, la productividad, la competitividad, la generación de empleo y, por esa vía, generar mayor equidad en el país”, dijo el Jefe de Estado.

Por su parte, el presidente del Consejo Gremial Nacional, Jorge Humberto Botero, resaltó la voluntad del Gobierno nacional de entrar a discutir los pormenores del proyecto, sobre la base de que se preserven las necesidades de recaudo y los principios de crecimiento económico y lucha contra la informalidad laboral y la evasión.

 

Respaldo

A su vez, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, consideró que la iniciativa de ley de financiamiento es “un proyecto muy completo” y “muy profundo”, y agradeció al Gobierno por “haber abierto la posibilidad de este debate”, en el cual los sectores productivos están dispuestos a aportar sus propuestas.

A la reunión de trabajo acudieron –por parte del Gobierno–, los ministros de Hacienda, Alberto Carrasquilla; Agricultura, Andrés Valencia; Comercio, José Manuel Restrepo; Vivienda, Jonathan Malagón; Transporte, Ángela María Orozco, así como la alta consejera para el Sector Privado y la Competitividad, Clara Elena Parra, y otros altos funcionarios del Gobierno nacional.

Por el Consejo Gremial Nacional asistieron el presidente de esta organización, Jorge Humberto Botero, y representantes de la SAC, ANDI, Fasecolda, Acolfa, Acopi, Acoplásticos, Analdex, Asobancaria, Asocaña, Asofondos, Camacol, Cámara Colombiana de la Infraestructura, Colfecar, Confecámaras, Cotelco, Fedegán, Fenalco, Fenavi, Fedepalma, Andesco, Asocolflores y Asofiduciaria, entre otros.

 

Calificadora Moody’s

De otra parte, la calificadora Moody’s respaldó la reforma tributaria del Gobierno. En una nota al respecto señala que las medidas fiscales propuestas apoyan los esfuerzos de consolidación fiscal.

Indican que de ser aprobado el proyecto, “ayudaría a reducir el déficit fiscal del Gobierno central y cumplir con su objetivo del 2,4% del PIB en 2019, desde el 3,1% en 2018, apoyando el presupuesto general del Gobierno”.

Sostiene la firma, que la consolidación fiscal es el mayor desafío crediticio del Ejecutivo.

Señala que “los déficits se han ampliado gradualmente desde el shock del precio del petróleo de 2014-16 a un promedio de 3,6% en 2015-17 de un promedio del 2,5% del PIB en 2011-14. Como resultado, la deuda del Gobierno general creció a 48,7% del PIB en 2017 desde 37,1% en 2012, y esperamos que la deuda aumente ligeramente por encima del 49% del PIB el próximo año. Sin embargo, en comparación con sus pares, la deuda de Colombia en proporción del PIB aún está en línea con la media de calificación Baa de 49,6%”.

“Debido a la rígida estructura de gastos del Gobierno (aproximadamente el 85% del gasto del Gobierno central se dedica al gasto obligatorio en gastos de operación, transferencias e intereses), las reformas de ingresos son un medio más eficaz para lograr los objetivos de consolidación fiscal en el corto plazo. Sin embargo, si los ingresos se quedaran cortos, todavía esperamos que se reduzcan algunos gastos para cumplir con los objetivos de déficit”, indicó la calificadora.

De otro lado el Ejecutivo anunció un plan de austeridad a todas sus instituciones, al tiempo que presentará el programa detallado de su administración en esta materia.

“Estaré entregando la circular de austeridad que será enviada a todas las instituciones del Gobierno y también voy a presentarle al país ese programa detalladamente”, dijo el Mandatario. Señaló que, adicionalmente, junto con el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación, buscarán que en los próximos tres años el país alcance ahorros del orden de los 6 o 7 billones de pesos, y que se planea que para el año entrante el ahorro sea de 1,2 billones de pesos. “Espero que podamos aumentar esa cifra, quiero más”, enfatizó el Jefe de Estado.

 

Partidos toman posiciones

Este miércoles, los partidos Conservador y Centro Democrático también se reunieron con el presidente Duque para hablar sobre la ley de financiamiento.

En horas de la mañana estuvo Hernán Andrade, presidente del Directorio Nacional Conservador, quien al término de la reunión expidió un comunicado expresando que la colectividad está comprometida “con las reformas de fondo que requiere el país”.

Como alternativas al IVA a la canasta familiar, los conservadores están proponiendo ajustar el valor proyectado al barril del petróleo, gravar a sectores que se han beneficiado de la política económica como el sector financiero, una política de austeridad en el gasto (con disminución sustancial del tamaño del Estado, programas serios para combatir la evasión y la elusión, así como mayor distribución de utilidades por parte de Ecopetrol).

En horas de la tarde algunos congresistas del Centro Democrático se reunieron con Duque, entre los que estuvo el presidente del Senado, Ernesto Macías, quien manifestó que “es muy cómodo para un congresista oponerse a la ley de financiamiento sin proponer cómo tapar el hueco fiscal, conseguir recursos para los programas sociales sin presupuesto, financiar el costoso acuerdo de paz y pagar las billonarias deudas que dejó el gobierno anterior”.

Aunque el Partido Liberal no se ha reunido con Duque, desde hace un mes sus congresistas anunciaron la oposición al proyecto de reforma tributaria, posición que será reiterada por el expresidente Cesar Gaviria.