A prisión alias 'Garganta' por asesinato de militares venezolanos

Al momento de la captura del comandante del ELN le encontraron documentos venezolanos, entre esos el Carnet de la Patria. 

 

El comandante del frente del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Luis Ortega, alias “Garganta”, que asesinó a tres funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la frontera colombo-venezolana, fue trasladado a la cárcel militar de Ramo Verde. 

Según indicó el medio venezolano Punto de Corte, al momento de su detención, Ortega se encontraba en una casa junto a dos escoltas que portaban armas cortas y una granada. 

Los guardaespaldas del miembro del ELN tenían 14 y 16 años, respectivamente. 

Ortega fue imputado por los delitos de porte ilícito de armas de guerra, subversión y ultraje contra la seguridad de la Fuerza Armada venezolana. 

Al momento de ser apresado el miliciano portaba documentos venezolanos entre los que se encontraban un Carnet de la Patria, una cédula de identidad y una licencia de conducir. 

El pasado lunes, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, manifestó que la frontera por el estado Amazonas será militarizada por cuenta del ataque perpetrado por grupos al margen de la ley colombianos contra miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la que tres efectivos fallecieron y otros 10 resultaron heridos. 

El ataque contra la GNB ocurrió, según el ministro, durante las operaciones de resguardo tradicional y patrullaje que llevaban a cabo los efectivos en la frontera colombo-venezolana.

“Rechazamos la presencia de cualquier grupo armado de la naturaleza que sea", dijo el ministro.

Por su parte, el comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), Remigio Ceballos, dijo que las autoridades mantendrán la “lucha permanente” contra cualquier grupo al margen de la ley que intente “alterar la paz de la República”.

Además, Padrino López escribió en su cuenta de Twiiter que “Venezuela es víctima de más de 60 años de guerra en Colombia, país que no ha logrado garantizar la paz en su territorio. Nos solidarizamos con las familias de nuestros soldados que cumplieron en el campo del honor, su sacrificio aviva nuestro espíritu de lucha. ¡Habrá justicia!”.