Los 10 retos del nuevo Ministro de Defensa

Foto archivo
Llegue quien llegue a la cartera tendrá el reto de levantar una imagen golpeada tras el escándalo del bombardeo a un campamento en el que se encontraban menores de edad

__________

El presidente Iván Duque deberá nombrar en la cartera de Defensa a un nuevo Ministro que no solo deberá mantener los pilares del plan de gobierno, legalidad, equidad y emprendimiento reflejados en el plan estratégico de la cartera, sino que además deberá reforzar la imagen de un Ministerio que quedó golpeada tras el escándalo del bombardeo a un objetivo de alto valor en cuyo campamento se encontraban menores de edad.

1. Sensación de estabilidad de la Fuerza

Después que se va un Ministro la Fuerza Pública queda muy golpeada y generalmente la cúpula militar comienza a temer relevos anticipados. El nuevo Ministro debe dejarles claro a los generales que comandan las Fuerzas Militares que este es un cambio rutinario y que su legitimidad no está en entredicho. De hecho, el presidente Duque entregó por encargo el Ministerio a Luis Fernando Navarro, actual comandante de las Fuerzas Militares, mientras se nombra un Ministro.

2. Legitimidad de las operaciones

El catalizador que llevó a que el exministro de Defensa, Guillermo Botero, renunciara fue el bombardeo militar del pasado 29 de agosto, en el que las Fuerzas Militares bombardearon el campamento de ‘Gildardo Cucho’, líder disidente de la extinta guerrilla de las Farc en la vereda Candilejas, zona rural de San Vicente del Caguán, Caquetá, donde según la Fiscalía murieron ocho menores de edad.

Dichos hechos han golpeado fuertemente la legitimidad de las operaciones militares en Colombia, por lo que el siguiente Ministro de Defensa deberá levantar la imagen de las operaciones y de paso asegurar que dichos operativos garantizan el cumplimiento de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario.

3. Golpes a las disidencias

Una de las preocupaciones más grandes en materia de seguridad para el Estado es el resurgimiento de la extinta guerrilla de las Farc, varios grupos disidentes de quienes dejaron las armas tras el acuerdo de paz con el Gobierno, siguen delinquiendo en los territorios que antes ocupaba la guerrilla. Además, las llamadas disidencias, según lo ha denunciado el mismo gobierno, operarían más allá de las fronteras colombianas, lo que genera un gran problema para su control.

4. Golpes al Eln

Según el ministro de Defensa encargado, general Luis Fernando Navarro, el Eln tiene 44% de sus miembros en los estados venezolanos de Barinas, Táchira y Apure. “Encontramos más de 1.000 hombres del Eln que permanecen en esos estados fronterizos de tiempo completo porque el régimen de Nicolás Maduro no los combate”, dijo en una entrevista registrada por la agencia Anadolu. El nuevo Ministro de Defensa tendrá el reto de continuar asestando golpes contra esa estructura criminal.

5. Objetivos de alto valor militar

El Ministerio de Defensa tiene entre sus objetivos de alto valor a varios jefes militares de la extinta guerrilla de las Farc y por supuesto a varios líderes de lo que el Gobierno considera Grupos Armados Organizados (GAO). El nuevo Ministro tendrá que golpear a los cabecillas entre los que figuran alias ‘Otoniel’, conocido como Dairo Antonio Úsuga, quien comanda el grupo ‘Los Urabeños’; ‘Iván Márquez’, quien supuestamente lidera el grupo de las disidencias de las Farc; en la lista también está ‘Jesús Santrich’, quien se fugó del proceso de paz. Allí también son considerados objetivos de alto valor ‘Gentil Duarte’, ‘Iván Mordisco’, ‘John 40’ y ‘Cabuyo’. Por el lado del Eln, el Gobierno ofrece una recompensa por todos los integrantes del Comando Central (COCE) cuya gran mayoría se presume en Cuba, sin embargo, habría otros comandantes de esta guerrilla en el territorio nacional. Por último figura alias ‘Caín’, líder de ‘Los Caparrapos’.

6. Protección de líderes sociales

Luego de la elección de Duque, uno de los problemas más apremiantes es evitar la muerte de líderes sociales. Según cifras del Defensor del Pueblo entregadas en julio en Colombia hay por lo menos 983 líderes sociales bajo amenaza de muerte.

Según el Ministerio de Defensa una de las estrategias es “elevar el costo a los cabecillas de organizaciones criminales que amenazan y atacan a líderes sociales y defensores de derechos humanos, lo que contribuye a garantizar su protección efectiva”.

7. Medido control de la protesta social

Si bien la protesta social es un derecho fundamental en Colombia, muchas veces se sale de control y desemboca en actos violentos que pueden representar peligro para otros ciudadanos. El anterior ministro Botero insistió en varias oportunidades en la necesidad de reglamentar este derecho fundamental. El nuevo jefe de la cartera deberá buscar una forma que permita regular la protesta sin suprimir la posibilidad que tienen los ciudadanos de manifestarse.

8. Narcotráfico y glifosato

El Gobierno ha insistido en que el narcotráfico es la gasolina del conflicto en Colombia por lo que se debe erradicar la siembra y resiembra de hoja de coca. De acuerdo con el último reporte la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd), Colombia logró en 2018, reducir por primera vez en cuatro años los cultivos de uso ilícito, pasando de tener 171.000 hectáreas en 2017 a 169.000 el año siguiente. Sin embargo, de acuerdo con el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, el porcentaje de resiembra en los casos de erradicación forzada estaría entre 50% y 67%. Es decir, por cada 1.000 hectáreas erradicadas de manera forzosa, entre 500 y 670 hectáreas estarían siendo sembradas nuevamente. Frente al glifosato, luego de que la Corte Constitucional mantuviera las condiciones para fumigar con el químico, el nuevo Ministro debe encontrar una manera de combatir el fenómeno sin afectar la salud de las comunidades.

9. Seguridad en la frontera

Sin duda la frontera de 2.219 kilómetros con Venezuela representa un reto fundamental para las fuerzas del orden, pues, según el mismo gobierno, en ese territorio se esconden los disidentes de las Farc y las guerrillas del Eln lo que permite, que delincan en territorio colombiano y se escondan en el venezolano. El nuevo Ministro tendrá que reforzar la seguridad en la frontera para que las estructuras criminales no tengan posibilidad de transportarse de un lado a otro de una nación a otra.

10. Modernización de arsenal y equipo

El Ejército colombiano necesita una modernización de su equipo de combate que deberá adelantar el nuevo Ministro de la cartera, de hecho, una de las críticas al saliente jefe del Ministerio en cuestión es que no actualizó el equipo con el que cuenta el país para su defensa. Según el senador Rodrigo Lara, de Cambio Radical, en el debate de control político al saliente Ministro de Defensa, “no hemos visto una adecuada defensa del presupuesto militar, no existen apropiaciones para la renovación de la Fuerza Aérea, para la adquisición de sistemas de defensa antiaérea, ni impulso ni voluntad para la construcción de las fragatas que reemplacen las actuales cuatro corbetas cuyo casco dejará de funcionar a partir de 2025”.