Renunció el ministro de Defensa, Guillermo Botero

Foto Diana Rubiano/El Nuevo Siglo

El funcionario dejó el cargo luego de perder el respaldo político del Senado, donde con 68 votos ya era seguro que el miércoles próximo fuera sancionado con una moción de censura. Duque designó al general Luis Fernando Navarro como encargado de la cartera

_________________________________

Renunció a su cargo el ministro de Defensa, Guillermo Botero, ayer a las 7 de la noche.

La Casa de Nariño dio a conocer la carta de renuncia luego de una reunión entre el presidente Iván Duque y el funcionario en la que ambos acordaron que lo más conveniente era presentar la dimisión.

En un aparte de la carta de renuncia el Ministro indica que “es mi deber como Ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política, por lo que he decidido presentar renuncia al cargo”.

Según Botero, “la mejor decisión que pudimos adoptar fue la de atacar el crecimiento de los cultivos ilícitos. Más de 100.000 hectáreas de coca erradicadas por este Ministerio. Reitero que más coca es menos paz, más coca es menos vida, más coca es menos bosque, más coca es menos juventud, más coca es menos trabajo, más coca es menos empresa, más coca es menos democracia. El enemigo de Colombia es el narcotráfico”.

Igualmente dijo que en su gestión se logró “una reducción significativa de los delitos que afectan tanto la vida e integridad, como el patrimonio”.

“Hacia el futuro”, le señaló Botero a Duque en la carta, “tendremos oportunidad de presenciar los éxitos que estoy seguro usted tendrá durante cuatro años de gobierno, que harán una Colombia más segura, con mayor emprendimiento, para que al final todo esto propenda en un circulo virtuoso que nos lleve a más empresa, más empleo, con más ingresos y consecuentemente se logre una sociedad más equitativa”.

Duque confirmó que aceptó la renuncia y anunció la designación como ministro encargado del general Luis Fernando Navarro, comandante de la Fuerzas Militares.

“Nuestro compromiso es continuar velando por la seguridad de los colombianos y combatir cualquier actividad criminal”, aseguró el Mandatario.

El presidente Duque le agradeció a Botero “en nombre de los colombianos y el equipo de gobierno. Quiero agradecerle por su compromiso, sacrificio y liderazgo en el sector. Gracias a su gestión logramos excelentes resultados en estos 15 meses. Quiero destacar que durante su gestión logramos frenar tendencia de crecimiento de cultivos de coca, redujimos el homicidio un 2%, lesiones personales en 18%, el secuestro en cerca de un 50%, así como grandes golpes a cabecillas de Eln, disidentes Farc y GAO”.

Proponen agenda de diálogo

El presidente del Senado, Lidio García, del Partido Libera, calificó de buena la renuncia: “Me parece inconcebible que los colombianos nos hayamos enterado de una masacre con niños a través de un debate en el Senado de la República. Eso no tiene razón de ser. Eso es faltarle al país. Si la renuncia no se hubiera dado, el miércoles se hubiera hecho efectiva la moción de censura en el Congreso”.

El senador Roy Barreras, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), aseguró que esta renuncia “era a penas de esperarse. Estoy convencido que el Ministro les ocultó información a los colombianos y al mismo Presidente. Y lo hizo cometer errores desde cuando lo hizo equivocar en Naciones Unidas como el ocultamiento de este bombardeo. Hay una oportunidad aquí sin vendettas y con humildad para que el Presidente lidere una agenda de país hacia el futuro que resuelva los problemas de Colombia”.

La agenda de diálogo, según Barreras, debe tener en cuenta “el respeto a la paz firmada, que abandonen la agenda revisionista de hacer trizas la paz; la recuperación de la confianza en las Fuerzas Militares poniendo a alguien en esa cartera que se tome la tarea de recuperar esa confianza y legitimidad; y la agenda económica la sociedad colombiana necesita recuperar el empleo y aliviar las cargas de la agenda económica”.

El senador liberal Guillermo García afirmó que “Colombia lo logró. Solidaridad con los líderes sociales y con las comunidades del Cauca. El país se venía afectando con la mala gestión del Ministro”.

“Debe seguir moción de censura”

El también senador de La U, Armando Benedetti, sostuvo que la moción de censura debe seguir: “Así lo permite la Constitución. Este sería un duro mensaje para la política de seguridad del Gobierno. Su renuncia es un hecho menor ante la gravedad del asesinato de los ocho niños, de su mala gestión, de los asesinatos macabros y de los falsos positivos”.

También el senador Antonio Sanguino, de la Alianza Verde, le solicitó al presidente García mantener la votación de moción de censura: “El proceso de moción de censura no debe interrumpirse. En el país debe quedar un precedente en el uso de este instrumento, previsto por la Constitución en el artículo 135. Le solicito al Presidente del Senado que mantengan la convocatoria del martes 13 de noviembre para votar la moción de censura al ministro saliente Guillermo Botero”.

La renuncia de Botero, consideró la senadora Griselda Lobo (‘Sandra Ramírez’), del partido Farc, “se debe a esa presión que recibió en la plenaria del Senado. Lo que hizo la plenaria fue expulsarlo. Casi todos los senadores aceptaron la moción. Esperamos que el Presidente interprete el clamor de las mayorías y que nombre a una persona comprometida con la sociedad y la defensa de los derechos humanos”.

A través de un comunicado, el Centro Democrático apoyó a Botero: “Lo que tenemos que aprender son las lecciones que nos deja este caso y es que la política de seguridad no debe ser un juego de la oposición, que ante cualquier eventualidad debemos adelantarnos a los acontecimientos y que el presidente Iván Duque tiene toda la firmeza para acabar con los delincuentes; que este Ministro acabó con la vida de ‘Guacho’ y otros hombres que le hacían daño a la sociedad civil. Vamos a comunicar más para ganarnos el corazón de los ciudadanos”.

El senador Ernesto Macías, del Centro Democrático, aseguró que la situación de Botero “fue injusta, pero esa es la democracia. Los ministros son fusibles y eso fue lo que sucedió”.

El también uribista Santiago Valencia expresó que “era difícil mantener al Ministro. Esperemos que el Gobierno tome una buena decisión, con un buen sucesor que mantenga esa línea del mantenimiento de la seguridad y de consolidación de la seguridad”.

María del Rosario Guerra, del Centro Democrático, aseguró que “el Ministro decidió su renuncia con gallardía. Es un hombre honorable, que ha mostrado resultados en la reducción de la criminalidad, las hectáreas sembradas de coca. Él, viendo que había la posibilidad de una moción de censura y que estaba afectando al Gobierno, tomó la decisión de retirarse. Además, no hay que perder de vista que la acción de la Fuerza Pública fue legítima contra un criminal que tenía reclutados a menores de edad”.