Innovación pública, estrategia para políticas estatales

Foto archivo ENS

Durante el último cuatrienio, el trabajo de la Procuraduría General de la Nación en materia de innovación y transformación le ha permitido acortar las distancias con la ciudadanía y generar confianza.

“Ese ha sido el propósito de la Procuraduría Ciudadana, ofrecer resultados a las comunidades gracias a la innovación y la evidencia, porque la razón de lo público es la ciudadanía”, aseguró el procurador Fernando Carrillo Flórez al participar en el ‘Primer Encuentro Internacional de Innovación Pública - Interruptor 2020’ realizado los pasados días 18 y 19 de noviembre, organizado por el Ministerio Público, el Departamento Nacional de Planeación y el Instituto de Estudios del Ministerio Público (IEMP).

El encuentro virtual fue instalado por Ignacio Corlazzoli, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para Colombia, el procurador general y el director general del Departamento Nacional de Planeación, Luis Alberto Rodríguez.

El evento contó con el apoyo de Innovations for Poverty Action (IPA) Colombia, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, Canadá y la Universidad de Caldas.

En su intervención, Carrillo Flórez explicó que la Procuraduría “actúa con la Constitución en la mano, el corazón al lado de las víctimas y los pies en los territorios” al explicar que su misión es “dar voz a la ciudadanía, respaldar a las víctimas y la paz, detener a los corruptos y empoderar los territorios y (des)aprender para innovar”.

Por su parte, el director del DNP indicó que “la innovación pública requiere espacios propicios como Interruptor 2020” y agregó que “Colombia debe innovar y aprender nuevas formas de resolver los problemas a través de las políticas públicas”, esto al referirse a la importancia del análisis de datos en las investigaciones académicas para determinar los caminos a seguir, especialmente en las instituciones estatales.

A su turno, el representante del BID destacó el apoyo financiero a proyectos transformadores de poblaciones vulnerables.

Lanzamiento de ProcuraLAB

Así mismo, en el encuentro virtual el procurador general presentó el ProcuraLAB, el Laboratorio de Innovación Pública del organismo adscrito al IEMP, que se encarga de gestionar los procesos de experimentación y creatividad en la solución de problemas complejos basándose en la evidencia.

La directora del Instituto, Diana Dajer, y la coordinadora del ProcuraLAB y del Grupo de Trabajo de Innovación y Transformación, Alejandra Fierro, dieron a conocer los avances del 'Lab' de la Procuraduría donde interactúan colaboradores que están capacitados y dispuestos a identificar necesidades y problemas para implementar soluciones.

Ejemplo de ello es que ProcuraLAB, actualmente, trabaja en mejoras de los reportes del Índice de Transparencia y Acceso a la Información (ITA), diseña planes para combatir la xenofobia con herramientas virtuales de empatía y analiza el impacto del covid-19 en el trabajo en casa de los funcionarios de la institución.

Igualmente, implementa herramientas para la recolección de información y automatiza los datos territoriales arrojados por la pandemia; elabora herramientas para cambio de comportamientos éticos en los funcionarios públicos, y lidera el ejercicio de fortalecimiento de la veeduría ciudadana.   

Otra de las invitadas fue Esther Duflo, Premio Nobel de Ciencias Económicas 2019, quien habló de la relevancia de la evidencia en la toma de decisiones, y narró la experiencia que contribuyó para que los economistas en todo el mundo piensen de una manera diferente de cómo entender y combatir la pobreza, y así salir del nicho de la academia y contribuir a la formulación de políticas públicas que impactan y mejoran vidas.

La línea de investigación que inició Kremer y que luego continuó Duflo demostró que el acceso a medicina antiparasitaria, no solo mejora los indicadores en salud de los niños y las niñas, sino que quizás es una de las políticas más efectivas para garantizar su rendimiento educativo, y en consecuencia para el año 2018, han sido beneficiados más de 292 millones de niños con la aplicación de los resultados de la investigación en estos programas.