Las mujeres víctimas de violencia deben ser protegidas: Papa

Foto AFP

En la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el papa Francisco envió un mensaje especial desde el Vaticano. 

En su discurso pidió a la sociedad mayor protección a las mujeres que resultan víctimas de maltrato y no ser ajenos a este tipo de situaciones.

“Las diversas formas de maltrato que sufren muchas mujeres son una cobardía y una degradación para los hombres y para toda la humanidad. No podemos mirar hacia otro lado. Las mujeres víctimas de violencia deben ser protegidas por la sociedad”, dijo el papa Francisco en su cuenta de Twitter.

En el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la ONU emitió un informe en que asegura que cerca de la mitad de las mujeres en el mundo dijeron haber sufrido o ser testigos de alguna forma de violencia desde el inicio de la pandemia.

De acuerdo con la organización, el confinamiento y la crisis económica agravó la situación, pero solo el 40% de las víctimas busca ayuda.


Además lea: Por muerte de mascota habría hasta tres días de permiso laboral


El Papa denuncia el estigma que sufren las personas con discapacidad

Por otro lado, el Papa ha denunciado el "estigma" que sufren las personas con discapacidad que son tratadas como "cuerpos extraños" en la sociedad y ha denunciado la discriminación que sufren que es fruto de los prejuicios y la ignorancia.

"Seguir considerando la discapacidad -que es el resultado de la interacción entre las barreras sociales y las limitaciones de cada persona- como si fuera una enfermedad, contribuye a mantener sus vidas separadas y alimenta el estigma en su contra", ha señalado el Pontífice.

Francisco ha hecho estas consideraciones en su mensaje en vista del Día de las Personas con Discapacidad, convocado por la ONU en 1992 y que se celebra el próximo 3 de diciembre.

El Papa considera que la "discriminación" contra estas personas sigue estando demasiado "presente en varios niveles de la vida social" también en la Iglesia donde se verifica una "falta de atención espiritual" que a veces también "se manifiesta en la negación del acceso a los sacramentos". El Directorio para la Catequesis de la Iglesia católica deja claro en este sentido que no puede haber ninguna forma de rechazo.

En este sentido, ha señalado que las personas con discapacidad son "miembros de pleno derecho de la comunidad eclesial" y ha apremiado a que "todos, sin exclusión ni discriminación" tengan la posibilidad de exclamar: '¡Yo soy Iglesia!'. Para el Papa, la Iglesia "no es una comunidad de perfectos, sino de discípulos en camino, siguiendo al Señor, necesitados de su perdón", escribe el Pontífice.

Francisco ha hecho hincapié en las dificultades que las personas con discapacidad han tenido que afrontar durante la pandemia al constatar que han creado "trastornos particulares en el mundo de los discapacitados". El Papa se refería a las "estancias prolongadas en casa, enseñanza a distancia, o los servicios no garantizados".