Junior-Medellín, ‘poderosa’ final

AFP

Dos de los equipos que hicieron sobrados méritos para estar en la final de la Liga Águila, Junior y Medellín, miden fuerzas hoy en el primer tiempo de un partido de 180 minutos que dirimirá quién es el segundo campeón de 2018.

Los protagonistas vivieron etapas similares, con partidos muy buenos, otros regulares y algunos malos a lo largo del torneo, pero en las instancias definitivas hicieron valer la experiencia y calidad de sus jugadores.

En el papel los barranquilleros llegan como favoritos al duelo, pues su nómina es más amplia y han estado en varias finales en los últimos años; no obstante, en estas instancias la estadística no tiene valor y en más de una oportunidad se ha visto como un plantel que no estaba en los planes resulta levantando el título.

En cuanto a los planteamientos de los entrenadores, ninguno de los dos conjuntos opta por un estilo que se base en el funcionamiento de la última línea, por el contrario, parten de la idea de generar peligro en el arco rival y ambos son mejores en ataque que en defensa.

De hecho, Junior no muestra equilibrio cuando se defiende. Por lo general es un plantel al que se le marca fácil pues sus centrales prefieren dar salida en lugar de mantener su espacio en la saga. Otro factor que no le ayuda a la escuadra a administrar un estilo más organizado, es que el cuerpo técnico suele formar líneas adelantadas, para dejar en fuera de lugar a los delanteros rivales.

‘Los Tiburones’, cuentan con jugadores de buen manejo de balón como Jarlan Barrera, Víctor Cantillo, James Sánchez y Luis Narváez, quienes seguramente pretenden quitarle la pelota al ‘Poderoso’ y tomar ventaja en el partido de ida.

Asimismo, la delantera de la escuadra barranquillera está integrada por Teófilo Gutiérrez y el juvenil Luis Díaz, quien para muchos es el mejor jugador del elenco en este año. Incluso, por su buen desempeño fue convocado a una fecha FIFA con la Selección Colombia.

De igual manera, Teo se perdió la final de ida de la Suramericana porque fue expulsado y espera regresar a la convocatoria con un buen desempeño. El ex Racing es el segundo capitán del equipo detrás de Sebastián Viera. Sus números en comparación con el año anterior mejoraron, pero aún se encuentra lejos de Cano en las estadísticas.

Por otra parte, los barranquilleros deben mejorar en la recuperación y en la zona de volantes, ya que cuando no tienen el balón no logran manejar de forma adecuada los retrocesos. Por ejemplo, la escuadra dominó todo el partido de ida de la final de Copa Sudamericana contra Atlético Paranaense, pero en una de las pocas alternativas que generó el conjunto brasileño concretó un tanto que puso entre cuerdas la serie para el Junior.

En el momento en que el plantel pierde la pelota su orden no es el mismo, se ve ansioso y  da muchos espacios a los delanteros rivales, cuestión que se tiene que trabajar porque hoy enfrentarán a Germán Ezequiel Cano que es el goleador del Torneo Clausura y el capitán del Medellín.

Del otro lado

Por su parte, el ‘Poderoso’ se transformó en uno de los conjuntos más equilibrados del año. Octavio Zambrano decidió apostar por dos juveniles como Larry Ángulo y William Parra en el mediocampo, enviando a la banca a un experimentado que es Yulián Anchico.

Asimismo, es meritorio el trabajo del director técnico ecuatoriano porque tomó el banquillo en un momento complicado para los paisas, que sufrieron la destitución de Ismael Rescalvo por malos resultados. Zambrano le dio vuelta al esquema que había dejado el español para formar una nómina integrada por sub 23, quienes se convirtieron en una pieza clave para el planteamiento.

Es cierto que el DIM también juega mejor con el balón, sin embargo, es más ordenado que el Junior cuando se maneja sin él. Sin lugar a dudas, la presencia de David González en la portería le brinda seguridad a los antioqueños, que saben que cuentan con un guardameta de confianza bajo los tres palos.

Precisamente, el arquero de los rojos busca alzar su tercer título con el Medellín. La primera oportunidad en la que ganó un campeonato fue en 2002, también se coronó campeón en 2004 y 2016. Gracias a sus logros es considerado como uno de los ídolos de la afición.

Ahora, la portería de Junior está bien resguardada, por un deportista que incluso tiene una liga colombiana en su palmarés. Sebastián Viera será el encargado de proteger las vallas de “los tiburones”. El uruguayo es una de las grandes figuras del conjunto tanto en el torneo local como en la Copa Sudamericana.

En otro orden de ideas, Germán Ezequiel Cano puede ser el elemento de diferencia en esta final pues además de ser el goleador  del torneo con 18 anotaciones ha demostrado liderazgo. Por ejemplo, en la semifinal frente al Tolima marcó un gol tras recibir la pelota con la mano pero le comentó al juez central la acción y anularon el tanto por su gesto de fair play.

Hoy en el campo se verán las caras dos conjuntos que tienen fija su participación en torneos internacionales el próximo año. Medellín ya aseguró su boleto a la fase de grupos de la Copa Libertadores porque es el tercero de la reclasificación; Junior de momento cuenta con un pase a la fase previa, si desea acceder al cupo directo debe ganar la Liga o la Copa Sudamericana.