Lucha contra el cambio climático beneficia la salud y el bolsillo

Foto Anadolu.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado este miércoles en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP24 en Katowice, Polonia, señaló que cumplir con los objetivos del Acuerdo de París beneficiaría la salud y las finanzas de los países que las alcancen.

El documento explicó que solo cumplir la meta de reducir la contaminación del aire podría salvar alrededor de un millón de vidas anualmente para 2050. Añadió que la contaminación del aire cuesta más de USD 5.000 millones en pérdidas a nivel mundial, según cifras de la OMS.

Países como China e India se verían particularmente beneficiados por la medida ya que están viviendo serios problemas de contaminación.

“El Acuerdo de París es potencialmente el acuerdo de salud más fuerte de este siglo. La evidencia de que el cambio climático ya está teniendo un impacto grave en la vida y la salud de las personas es clara”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Le puede interesar: Inédito aumento de emisiones mundiales de CO2.

El experto añadió que la contaminación amenaza los elementos básicos para una buena salud: aire limpio, agua potable, suministro de alimentos nutritivos y refugio seguro. La ausencia de estos elementos socavará décadas de progreso en la salud mundial. “No podemos permitirnos retrasar más la acción”, afirmó el experto.

El estudio da diferentes ejemplos de cómo las mismas actividades humanas que están desestabilizando el clima de la Tierra también contribuyen directamente a la mala salud.

“La carga sanitaria de las fuentes de energía contaminantes es ahora tan alta, que pasar a opciones más limpias y más sostenibles para el suministro de energía, el transporte y los sistemas alimentarios se paga por sí solo", asegura la doctora María Neira, directora de Salud Pública, determinantes ambientales y sociales de la OMS.

Ante estos hechos, el informe llama a los países a tener en cuenta la salud en todos los análisis de costo-beneficio de la mitigación del cambio climático. También recomienda a los Gobiernos que utilicen incentivos fiscales como la fijación de precios del carbono y los subsidios a la energía para motivar a los sectores a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes del aire.