Tribunal ratifica negativa a la venta de acciones de la ETB

Foto El Nuevo Siglo.

En segunda instancia el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ratificó que no se podrán vender las acciones de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) que le pertenecen al Distrito, a particulares o empresas.

Con esta venta, el Distrito buscaba recolectara $2 billones, que se destinarían a otras obras en la capital.   

La primera decisión de no permitir la democratización de las acciones de la ETB se dio el 10 de julio de 2017.  

Sin embargo, dos sindicatos de la empresa y el concejal del Polo Democrático Manuel Sarmiento interpusieron una demanda para evitar que las acciones salieran al mercado.

Sarmiento argumentó, en reiteradas ocasiones, que el Concejo de Bogotá no tenía las facultades para habilitar la democratización de la ETB mediante un proyecto de acuerdo, en el que principalmente se discutía el Plan de Desarrollo de la ciudad, ya que la venta de las acciones se debía dar en un proyecto de acuerdo independiente.   

Le puede interesar: Velitas, música y pirotécnicos…Bogotá prende la Navidad.

 

Justificación

El alcalde Enrique Peñalosa justificó la democratización de la ETB, diciendo que con estos $2 billones se construirían de 30 colegios, cuatro hospitales, ocho jardines, dos mega centros deportivos, troncales de Transmilenio y capitalizar la EPS Capital Salud.  

La campaña por la venta de la ETB pasó por mostrar un supuesto detrimento de la empresa, y cuestionar servicios como internet por fibra óptica y la incursión de la empresa en telefonía móvil.

 

Resultados

Cabe destacar que el mes pasado, Jorge Castellanos, presidente de ETB, afirmó al diario La República que el “Ebitda (Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) acumulado anual es de $395.000 millones, con un margen de 36% que lo ubica en la parte superior de los registros de la industria. Adicionalmente, ETB mantiene un flujo de caja operativo con saldo positivo de $194.000 millones”. 

En 2017, el juzgado cuarto administrativo de Bogotá declaró nula la sección del Plan de Desarrollo que le permitía a Enrique Peñalosa poner en el mercado las acciones de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) que eran del Distrito.

Sin embargo, el tribunal departamental, contrario a lo dicho por el circuito local, declaró que la venta sí podía ser aprobada en el Plan de Desarrollo, pero dicho artículo tenía antes que pasar por el Consejo Territorial de Planeación, acción que obvió el Distrito para conseguir la venta de las acciones de ETB.

Según el fallo, el 29 de noviembre de 2016, el alcalde Peñalosa presentó al Consejo Territorial de Planeación un borrador del Plan de Desarrollo que no incluía la venta de las acciones que el Distrito tenía en la ETB. No obstante, el 29 de abril de 2016 radicó en el Concejo de Bogotá un proyecto en que sí aparecía la iniciativa.

Por esta acción, el Tribunal Administrativo consideró que hubo una infracción de las normas en que debería fundarse la iniciativa y una violación al principio de participación democrática. De acuerdo a los togados, la acción del Gobierno local le impidió al Consejo Territorial discutir el proyecto y formular recomendaciones.

Con la venta de las acciones de ETB, Peñalosa buscaba recaudar recursos que se destinarían para múltiples áreas de infraestructura educativa, hospitalaria, deportiva, transporte y salud.