Tras 28 años, nada que terminan Exploratorio en memoria a Gaitán

La Ley 425 de 1998 ordenó terminar la construcción del  Exploratorio Nacional con recursos de la Nación en memoria del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, asesinado en 1948. Sin embargo, la edificación museo en Bogotá se quedó a medioterminar, pues las obras se suspendieron hace 12 años.

Ahora un proyecto de ley, que curiosamente no surge del liberalismo sino del Partido de La U, por autoría del senador Roy Barreras, busca que en un término máximo de tres años se termine la construcción y modernización del Exploratorio Nacional.

En ese sentido, la iniciativa establece declararse el Exploratorio en construcción y una vez terminado, como patrimonio arquitectónico y cultural de la Nación.

Este proyecto de ley (159/16 Senado) fue radicado el pasado 2 de abril y para su trámite repartido a la Comisión Segunda del Senado, sin embargo, a la fecha está pendiente que el ponente para primer debate, el senador liberal Jaime Durán Barrera, presente el informe de rigor.

El senador Barrera indicó que además de rendir con este proyecto de ley un homenaje y preservar la memoria de Jorge Eliécer Gaitán, así como terminar la construcción del Exploratorio, también existe el propósito de aportarle “al proceso de paz herramientas de memoria histórica que exalten la grandeza del pueblo en su lucha triunfante por cauces democráticos. Es ejemplo, como ejemplo de las posibilidades reales que existen para que el pueblo llegue al poder por la vía electoral. También busca servir como escarmiento para quienes pretenden impedir la alternancia en el poder mediante el crimen y la eliminación de los dirigentes populares, castigándose a sí mismos al crear las condiciones de violencia propicias para la rebeldía y el inicio del conflicto armado”.

La idea del Exploratorio no solo surgió para preservar en el tiempo el pensamiento y el ideario de Gaitán, que llevó a que fuera considerado en la época el caudillo del pueblo, “sino que también se pensó en rendirles homenaje a las ideas que aglutinaron al pueblo, que Gaitán interpretó como nadie, dándole grandeza a una forma de pensar participativa”, indica la iniciativa de ley.

No obstante resulta paradójico que tres leyes y decretos de honores se refieren a este parque temático, pero a la fecha siga sin terminar.

En la Ley 45 de 1948 se ordena la construcción de un monumento que habría de erigirse en el pórtico de la que fuera su casa. Posteriormente, una ley del año 1966 definirá el conceptoprecisando que sería una plaza la que se construiría con parque y jardines, a la vez que reiteraba la idea de erigir un monumento en memoria de Jorge Eliécer Gaitán.

La tercera es la ya reseñada Ley 425 de 1998, que ordenó terminar la construcción del Exploratorio Nacional.

<INTERTIT>En el olvido

El Exploratorio fue diseñado por el ya fallecido  arquitecto Rogelio Salmona como espacio público para la conformación de una cultura participativa en la realización de acciones colectivas.

Las obras a cargo de la Nación fueron suspendidas en el año 2004, cuando el gobierno de Álvaro Uribe por medio del Decreto 271 liquidó el Instituto Colombiano de la Participación Jorge Eliécer Gaitán. La Universidad Nacional, entidad a la que le fueron encomendadas, se vio en la disyuntiva de hacer esto o intervenir varios de sus edificios en Bogotá que están en mal estado.

Como consecuencia en todo este tiempo las obras quedaron paralizadas, convirtiéndose en otro elefante blanco  como los muchos que hay en Colombia.

El proyecto de ley en mención establece que en un término máximo de tres años se deberá terminar en forma completa la construcción y modernización del Exploratorio.

Además declara el Exploratorio en construcción y una vez terminado, como patrimonio arquitectónico y cultural de la Nación.

Finalmente indica que el Gobierno nacional por conducto del Ministerio de Cultura, contribuirá a la realización, producción y difusión de documentos que permitan preservar en las futuras generaciones la memoria de Jorge Eliécer Gaitán.