Arranca hoy en Manizales el Nacional de Padres e Hijos

Fedegolf

El tradicional Campeonato Nacional de Padres e Hijos ‘Copa María Teresa Núñez de Ucrós’ se disputará a partir de hoy en el Club Manizales, cercano a Chinchiná, a las fueras de la capital caldense.

Se trata de la edición 23 de este torneo que ha sembrado raíces profundas en las familias golfísticas de Colombia.

Como ya es costumbre, de gran acogida entre los golfistas del país, cita anualmente a padres, hijos y abuelos a una competencia armónica, aunque apasionante por entrar en la historia de un torneo que ha premiado a varios de los mejores aficionados y posteriormente profesionales del país.

A una altura de 1300 metros sobre el nivel del mar se halla edificado el Club Manizales, en medio de una de las zonas cafeteras más importantes del país. Se construyó sobre un valle ligeramente ondulado, rodeado de montañas cubiertas de arbustos de café y otras arborizaciones entre las que sobresalen los guayacanes amarillo y rosados, tulipanes africanos, acacias amarillas, casias, tachuelos y guaduales.

Construido del hoyo 1 al 9 por Rafael y Jaime Villegas, y del 10 al 18 por Fernando Gamboa, el Campo de Golf Antonio Llano engaña y conduce a la frustración a más de un profesional. Los hoyos con mayor grado de dificultad son el 7 y 12, ventaja 2 y 1, respectivamente.

El hoyo 14, par 3, es aparentemente inofensivo pero con dificultad, lo mismo que el 2, par 3 también, con ‘out’ a la izquierda, alargado a 187 yardas y con ‘búnkers’ protectores.

Un total de 44 dúos se darán cita en Manizales para disputar la gloria en parejas en el Nacional de Padres e Hijos, distribuidos en dos categorías de juego (Primera Categoría y Segunda Categoría).

Diego y José Ignacio Ramírez (El Rodeo): ‘Nacho’ culminó el 2019 como uno de los mejores aficionados del país, seleccionado por Colombia para el Mundial Juvenil de Japón y el Suramericano Juvenil de Argentina, y también ganó el Nacional Prejuvenil y Juvenil, así como el Abierto de Farallones, en la primera categoría de caballeros. Seguramente impulsará el carro con su padre, Diego.

Juan Carlos y Sofía Torres (Militar): Notable 2019 tuvo Sofía, con triunfos en el Torneo Cafetero, en el Torneo del Eje Cafetero, en el Infantil y Juvenil del Militar y en el Abierto de Medellín, en la primera categoría de damas. Será ficha clave para congeniar con su padre, Juan Carlos.

Óscar Hernando y Óscar Alberto Vargas (Independientes): Óscar Alberto ganó en 2019 en Torneo de Parejas de Pueblo Viejo, y hasta hace un par de temporada fue habitual animador de certámenes nacionales. Por encontrarse en cuarto semestre de medicina ha dejado de jugar con regularidad, aunque en ediciones pasadas del Nacional de Padres e Hijos hizo ver muy bien a Óscar Hernando, su papá.

Gabriel y Juan Carlos Devis (El Rincón): Una sola máquina bien engranada. Los Devis están en mora de entrar en el palmarés, pero es muy posible que Juan Carlos apalanque el juego de su padre, Gabriel, con un par de buenas jornadas de inspiración, como aquellas que lo han hecho protagonista de primer orden en el Nacional Mid-Amateur o el Nacional Interclubes.

Mauricio y Alejandro Prieto (El Rincón): El análisis se basta de los resultados que han obtenido los Prieto en los años recientes jugando juntos: cinco victorias en los últimos seis años y seis trofeos en total. Son los monarcas inapelables del certamen.

La pareja más ganadora del Nacional de Padres e Hijos la integran Mauricio y Alejandro Prieto, en seis ocasiones (1999, 2014, 2015, 2016, 2018 y 2019). Intentarán retener la corona en 2020.

Mauricio Prieto también se coronó al lado de su otro hijo, Ricardo, en 2001, sumando siete títulos particulares.

EL TORNEO de Padres e Hijos arranca hoy en el Club Manizales con 42 dúos en acción./Fedegolf