Caleidoscopio

Foto cortesía

Proponen día sin carro en Barranquilla

 

A propósito del desarrollo del día sin carro que se cumplió el jueves pasado en capitales como Bogotá y Montería, el senador Mauricio Gómez, del Partido Liberal, le propuso al alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, implementar en la ciudad esta estrategia en el objetivo que tiene el Distrito de convertir a Barranquilla en la primera biodiverciudad de Colombia. “Necesitamos comprometernos todas las fuerzas vivas de la ciudad en la protección del medio ambiente. Garantizar una mejor calidad de vida a los habitantes y buscar entornos más amigables son temas que nos invitan a reflexionar. Hoy Bogotá y Montería respiran vida gracias a la disminución de los niveles más determinantes de la contaminación del aire”, expresó.

 

Meta: avanzar en protección ambiental

 

Frente a esto, el senador Gómez resaltó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Fundación Arbor Day reconozcan a Barranquilla como única ciudad colombiana en el programa de urbes arboladas en el mundo: “Increíble que nos encontremos entre las 59 ciudades, de 17 países, con esta designación internacional. Aparecemos al lado de Toronto, Nueva York, Guadalajara, París, Nueva Zelanda, entre otras. El día sin carro puede ser un gran paso para seguir trabajando por una capital verde”.

 

Propuesta se mueve en redes sociales

 

La propuesta fue lanzada por el senador Gómez al tener en cuenta que hoy Barranquilla cuenta con un sistema de transporte masivo de calidad, además se puede contemplar la posibilidad que los funcionarios laboren en horarios alternativos y que se conecten para desplazarse de manera conjunta a sus lugares de destino. “Por redes sociales, varias personas están pidiendo un día sin carro al año en nuestra ciudad”, comentó el congresista, quien explicó además que este plan piloto le va a permitir al alcalde Pumarejo tomar decisiones sobre si es pertinente seguir implementando la medida a futuro y asimismo avanzar en políticas públicas que convoquen a usar medios alternativos de movilidad, más zonas peatonales, más arborización y sobretodo, trabajar los próximos cuatro años por más ciclorrutas.