Off the record

Foto archivo AFP

AMLO y Covid 19

Uno de los mandatarios más criticados, por la forma en que su gobierno ha afrontado la epidemia del coronavirus, es el de México. Andrés Manuel López Obrador le restó gravedad al comienzo de la epidemia pero ahora que pasó de 400 casos confirmados, 1.200 sospechosos y 5 muertes, decidió acelerar el protocolo de contingencia sanitaria. El Presidente manito, todos los días a primera hora da una rueda de prensa y, como es apenas obvio, en las últimas semanas el tema central ha sido el del brote epidémico. En la comparecencia ante los periodistas del miércoles pasado, AMLO insistió en que la mejor respuesta sanitaria era la prevención en las familias pero, fiel a su discurso político de izquierda, dio una curiosa interpretación sobre el cómo y porqué del cuidado especial de las personas mayores de 60 años.

 

No “ahuecan”…

 

“La institución de seguridad social más importante de México es la familia; para que quede más claro, es más importante, como institución, la familia que el Issste, que el Seguro, que el Gobierno. Entonces, por las características de la familia mexicana, es un activo fundamental, un gran valor por su solidaridad, por su fraternidad. Ya hemos hablado que en otras partes del mundo, con todo respeto, van creciendo los hijos y ya en la adolescencia les piden que ahuequen el ala, esas son costumbres en otros países; aquí no, aquí no queremos que se vayan nuestros hijos de nuestras casas, por eso abusan y se quedan más de la cuenta, pero así somos. Y ayer, también hablaba de ese seguro que significa el que se cuente con hijas en las familias, porque los hombres son, somos más desprendidos y no estamos pendientes de nuestros padres; en cambio, las mujeres por lo general siempre están ahí atendiendo a los padres (…)”.

 

Familia e izquierda

 

Pero la óptica ideológica-política de la epidemia no terminó ahí. López Obrador agregó que “… tenemos ese baluarte que es la familia, esa institución tan importante, ahora como en otros tiempos (…) como siempre ha sucedido, lo que pasa es que no se subrayaba, incluso la izquierda cometió el error de dejar el asunto de la familia a la derecha, pensando que lo importante era la colectividad, lo comunitario, la sociedad. No, claro que es importante lo colectivo, lo comunitario, lo social, pero la base, sobre todo en nuestro país, por nuestras culturas, por nuestras civilizaciones, lo fundamental es la familia. Si no se destruyó más a México, si no hubo un estallido de mayores dimensiones en lo social, en nuestro país durante el período neoliberal, entre otras cosas, fue por la fortaleza y la solidaridad, la fraternidad de las familias que resistieron; y donde hubo problemas de desintegración de las familias, hubo más problemas de descomposición social, de inseguridad y de violencia, donde se rompieron las familias. Entonces, para esta contingencia es muy importante el apoyo de nuestras familias”.

 

Casi, casi…

Y hablando de México, la colonia de colombianos en esa nación es muy amplia, como es sabido. Viendo que el presidente López Obrador le bajaba el nivel de gravedad a la pandemia y que, por el contrario, hasta el fin de semana estaba pidiéndole a la ciudadanía que saliera a las calles a consumir y mover la economía, algunos colombianos estaban pensando en pedirle a la Cancillería que enviara un avión a ese país para repatriar a decenas de compatriotas que estaban muy asustados con la inacción del Gobierno manito. La propuesta, que no alcanzó a formalizarse, perdió impulso luego que el presidente Duque restringiera en los últimos días el ingreso de viajeros internacionales por vía aérea, terrestre o marítima.