La limpieza de nómina que se avecina en Santa Fe

Diana Rubiano

Santa Fe tiene como objetivo ganar el campeonato que viene. Los cardenales realizaron la peor campaña de su historia y saben que necesitan llevar a cabo una renovación en la plantilla, que cuenta con un promedio de edad bastante alto.

Precisamente, en el transcurso del Torneo Apertura se conoció que la institución bogotana no hizo efectiva la opción de compra del mediapunta Arley Rodríguez, quien regresará a México para arreglar su situación pues el club que tiene sus derechos deportivos tampoco lo quiere y piensa cederlo.

De igual manera, suena con fuerza el rumor de que la directiva no tendrá en cuenta a Carmelo Valencia y Johan Arango, criticados por la afición. Valencia no mostró el rendimiento esperado mientras que Arango y sus problemas de indisciplina lo alejaron del plantel.

Además de estos tres jugadores,  los guardametas Geovanni Banguera, Miguel Solís y Diego Martínez se irían del club. Banguera tiene una oferta del fútbol argentino, Solís y Martínez buscarían más minutos.

De igual manera, los deportistas que siguen en la lista serían Carlos Henao, Fabio Burbano y Juan Daniel Roa, que también partiría rumbo a Argentina. Asimismo, los altos mandos quieren rescindir el contrato de Ómar Pérez, que se encuentra lesionado de la rodilla. El mediocampista quiere cumplir con su papel pero no tiene deseos de operarse, pretende que la institución trate su rotura de ligamento cruzado anterior con células madre.

Pese a la cantidad de bajas para el otro semestre toda vía no suenan rumores de fichajes a parte de Hugo Rodallega.