Artista emergente se apropia de las esquinas

Foto cortesía

Considerándolos como espacios que son inobservados, olvidados y excluidos y no simplemente como lugares que están siempre presentes, el artista Santiago Andrés Torres interviene y se apropia de las formas arquitectónicas a partir de las esquinas.

Y, son en ellas y desde ellas donde nacen y crecen sus criaturas trepadoras y hongos modulares, que son composiciones geométricas tridimensionales y de colores en contraste que incluyen lo ignorado, abren puertas para una nueva dimensión y transforman sutilmente nuestro paradigma de relación con el espacio, con el famoso cubo blanco.

Donde otros ven límites, espacios sin salida y rincones, el artista ve portales, grietas perfectas de “luz intramineral", la luz que conduce a un arte nuevo, observable desde la feminidad y la masculinidad de las esquinas hembra y macho, respectivamente.

"Los colores neón y metalizados, así como la geometría a través de la arquitectura, son parte de nuestra huella consciente e inconsciente sobre el mundo. Son la forma en la que retratamos nuestro espíritu, su estructura y lenguaje, y la unión con la naturaleza y sus microestructuras. Los pueblos indígenas llevan siglos recordándonoslo a través de un arte sublime secuestrado en la artesanía, la auto explotación y la informalidad”, afirma el artista.

Sus referentes estéticos y espirituales incluyen la arquitectura, el arte abstracto y la geometría sagrada de pueblos indígenas como los Wayúu, ubicados en la región de La Guajira al norte de Colombia.

Trabaja con materiales que incluyen la madera -balso, mdf y pino- y acrílicos para sus obras de interior, y aluminio, aerosol y esmaltes para instalaciones exteriores. 

Santiago Andrés Torres-Alonso nació en Bogotá, en 1983. Es politólogo y Maestro en Relaciones internacionales de la Universidad Complutense, especialista en estudios latinoamericanos de la Universidad de París y Maestro en Desarrollo Rural de la Universidad Javeriana.

Como artista autodidacta ha vivido y trabajado en Bogotá, Lima, Madrid, París, Barcelona, Tokio y Singapur.  Su investigación artística e ideológica proviene de un largo período de trabajo comunitario en construcción de paz en las zonas rurales de Colombia. Durante 12 años logró construir relaciones estrechas con comunidades, entre ellas la comunidad Wayúu. 

​Este mes y agosto de 2019 expondrá en Bogotá (Artcot Bogotá), Budapest y Berlín, bajo la curaduría de Grey Cube Projects