Industria cayó 1,1% en junio pero comercio creció 7,2%

AFP

 

Los resultados generales confirman la solidez del consumo privado y, particularmente, de la demanda de no durables

 

El comportamiento de la producción industrial y el comercio al por menor tuvo un resultado agridulce, de acuerdo con el informe del DANE. Mientras la industria manufacturera sufrió una notable desaceleración que la llevó a una contracción anual del 1,1% en su producción agregada, las ventas del comercio al por menor crecieron 7,2%, de la mano de una demanda de los hogares que viene revelando un estado contrario a la baja confianza del consumidor.

De acuerdo con los analistas del Bancolombia, “en lo relacionado al sector industrial, la cifra fue inferior a nuestra expectativa (0,2%) y la del promedio de los analistas del mercado (1,8%). En el mes, 21 de los 39 subsectores manufactureros vieron una contracción anual de su producto mensual. La caída fue similar a la observada en abril, donde la producción sufrió el efecto calendario negativo de una Semana Santa que pasó de marzo en 2018 a abril en 2019. La elaboración de bebidas (0,4 puntos), la de productos de molinería (0,3 puntos) y la fabricación de papel y cartón (0,3 puntos) fueron los subsectores que contribuyeron a limitar la caída general de la producción”.

Señalan que “este grupo se caracterizó consistentemente por la producción de bienes no durables, que parece es el segmento del consumo privado que se mantuvo más dinámico. Entre tanto, la elaboración de otros productos alimenticios (-0,7 puntos), otras industrias manufactureras (-0,5 puntos) y la elaboración de azúcar (-0,4 puntos) fueron los principales responsables del resultado negativo en el agregado del sector. Cabe resaltar que la actividad de refinería también tuvo una ligera caída en su producción de 2,8% anual, que podrían estar motivados, al menos parcialmente, por el paro programado de mantenimiento en la Refinería de Cartagena, que tuvo lugar a lo largo de todo el segundo trimestre del 2019”.

Ventas del comercio

Por su parte, las ventas del comercio al por menor sorprendieron al alza con el promedio de los analistas del mercado (5,5%). Sus resultados también confirman la solidez de la demanda por el segmento de no durables, ya que los grupos de productos que más aportaron al resultado general fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas (2,5 puntos), las bebidas alcohólicas y productos del tabaco (1 punto) y las prendas de vestir y otros textiles (0,9 puntos)”.

Tan solo 3 de los 16 segmentos considerados sufrieron caídas anuales en sus ventas, todos relacionados con el segmento de vehículos: vehículos y motocicletas (-1,3%), repuestos y partes para vehículos (-2,1%) y combustibles para vehículos (-0,3%). Estas últimas cifras tendrían relación con la perspectiva negativa que persiste en la confianza del consumidor sobre si el contexto económico es el adecuado para comprar vehículo. En esta línea, ante la ausencia de un impulso desde la inversión empresarial o pública en el sector transporte, la lentitud de la demanda por vehículos particulares explicó el mal resultado del segmento al cierre del primer semestre del año. 

En datos del segundo trimestre completo, la producción manufacturera habría crecido tan solo un 0,2%, en comparación al 2,8% del primer trimestre del 2019 y el 5,1% del segundo trimestre del 2018. Entre tanto, las ventas del comercio minorista avanzaron 6,5% en promedio durante el mismo periodo, frente a 4,8% del primer trimestre y 6,1% del segundo trimestre del 2018. Así pues, estas cifras permiten esperar un panorama desfavorable para el sector industria en los resultados de cuentas nacionales que se conocerán mañana, tal que su desaceleración podría ser uno de los principales fundamentales detrás de un resultado de crecimiento del PIB menor en el segundo trimestre de este año al observado en los trimestres previos. Entre tanto, se confirmaría nuestra expectativa de que el comercio se mantendrá como unos de los líderes al alza en el proceso de recuperación de la economía.

Sostienen los expertos que “creemos que estos resultados sectoriales nos permiten reafirmar nuestra expectativa de un crecimiento económico del 2,6% en el segundo trimestre del año. Sin embargo, esperamos que en la segunda mitad del año mejoren los resultados del sector industrial, en gran medida jalonados por una reactivación de la refinación de petróleo, con el fin de los paros de mantenimiento en las principales centrales del país”.