Proponen deslindar política de investigaciones a los aforados

La Comisión de Acusaciones debe ser reformada, dijo el presidente de esa célula congresional y representante por Arauca, Luis Emilio Tovar, del Centro Democrático. 

“Claro que se necesita una reforma a la Comisión”, indicó, “empezando por la depuración de muchos procesos, que definitivamente están allí o que están prescritos, o no se pudo establecer el responsable, muchas cosas que se pueden hacer ya y reducir el número de procesos”.

Tovar sostuvo que a la Comisión pueden llegar todo tipo de procesos, y siempre y cuando tengan una queja, “tienen que someterlo a estudio”.

Lo primero que deben hacer, señaló el legislador, es que haya un diálogo sobre cómo funciona la Comisión.

“Lo segundo que se debe hacer es deslindar el tema político del tema jurídico, porque definitivamente lo uno arrastra lo otro”, aseguró, anotando que “será un tema complejo poder llevar unos términos jurídicos, llegar a una determinación estrictamente judicial si como base está el tema político”.
“Yo vengo de la Rama Judicial, vengo de conocer procesos, hice control fiscal y control disciplinario. Definitivamente ve uno que es un híbrido, partiendo uno desde el punto de vista que no se encuentra un soporte legal”, manifestó, explicando que lo que existe es un soporte legal de la creación, pero no de los procesos que los lleve a un feliz término.

“Más que dientes”, precisó, “lo que falta es orden para poder trabajar y entregar resultados eficaces”.

Los representantes tienen a su cargo equipos jurídicos, que son quienes ayudan a llegar a una respuesta, dijo, señalando que “uno de los peores enemigos de la Comisión o de los procesos es el tiempo, y eso se mejora solamente si hay un deslinde de lo político”.

Le puede interesar: ¿Cómo va el proyecto de reforma tributaria?

El representante Tovar consideró que la reforma a la justicia debe ser concertada y que “así como se ha venido concertando con las altas cortes, el Gobierno tiene que sentarse también con los integrantes de la Comisión de Acusaciones, sobre el conocimiento que tenemos”.

Frente al tema de los aforados, apuntó el representantes que no solamente el Presidente debe mantener el fuero, “también tiene que existir un equilibrio de poderes y unos contrapesos, que no es repartir fuero, es simplemente repartir un equilibrio entre las tres ramas, que tengan la misma independencia”.

En lo que tiene que ver con las investigaciones contra magistrados, Tovar informó que hay bastantes: “Todos los funcionarios públicos tienen investigaciones que deben ser repartidas, que los mismos funcionarios, para darle celeridad al proceso, no puedan declararse impedidos para investigar contra uno”.

El congresista aseguró que, ante el cúmulo de procesos, inicialmente se hizo una “acumulación ordenada desde la legislatura anterior y logramos tener alrededor de 790 procesos, los cuales han sido repartidos a cada uno de los miembros en tres momentos, una resolución, una reasignación de procesos, una repartición y entregar a cada uno de los representantes para depurar los procesos”.

La ministra de Justicia, Gloria María Borrero, confirmó la intención del Gobierno de hacer un completo revolcón al mecanismo de investigación y juzgamiento de los aforados.

El propósito es modificar la Ley Quinta –reglamento del Congreso– para mejorar la capacidad de la Comisión de Acusaciones en el análisis jurídico y las mismas indagaciones.

“Queremos de verdad establecer con claridad si lo que sigue es un proceso disciplinario o proceso penal. Para estos se aclara la naturaleza de los dos juicios donde el disciplinario es por indignidad y el penal que va directamente a la Corte Suprema de Justicia”, explicó Borrero.