Certifican a Colombia por su lucha integral contra las drogas

Foto archivo ENS

Estados Unidos certificó este miércoles el desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas ilícitas en el año 2019, sin embargo, la administración del presidente Donald Trump calificó de “inaceptable” los niveles que aún presenta el país en producción de coca.

"Para alcanzar nuestra meta compartida a cinco años de reducir los cultivos de coca y la producción de cocaína a la mitad para finales de 2023, Colombia debe avanzar en la reanudación de la erradicación aérea, que se mantiene como una herramienta irreemplazable en el arsenal del gobierno, junto a la erradicación manual y el desarrollo económico alternativo", dijo Trump.

Además de pedir que regrese la fumigación aérea en Colombia, el mandatario estadounidense destacó el trabajo que se ha venido realizando en Colombia en la lucha para combatir las bandas de narcotráfico.

“El presidente Iván Duque y su gobierno siguen siendo fuertes aliados de Estados Unidos y la policía y las fuerzas militares han mostrado gran valentía y compromiso a la hora de atacar a grandes narcotraficantes, en la interdicción de cargamentos y erradicando manualmente la coca. Sin embargo, el cultivo y la producción se mantiene en niveles inaceptablemente altos", dijo el presidente Trump. 

Trump agregó que su administración ha arreciado la lucha contra las drogas en los últimos meses “en el Caribe y el Pacífico oriental mediante el despliegue de activos militares estadounidenses en el Comando Sur de los Estados Unidos en cooperación con 22 aliados internacionales, entre ellos Colombia”.

Washington descertificó a otras naciones vecinas como Venezuela y Bolivia “por haber incumplido de manera demostrable durante los último 12 meses sus obligaciones en virtud de los acuerdos internacionales” de lucha contra el narcotráfico.

Por otro lado, el presidente Duque indicó este miércoles que en su gobierno se ha consolidado la mayor reducción del área sembrada de coca en los últimos seis años.

“Hemos visto avances en mantener los programas de sustitución para cerca de 99 mil familias, pero también resaltando y destacando que el enfoque debe seguir siendo integral y que no podemos escatimar en ninguna herramienta necesaria para enfrentar el narcotráfico”, precisó el mandatario.

Además, señaló que entre los años 2015 y 2018, el país pasó de 60 mil hectáreas a más de 200 mil hectáreas de cultivos ilícitos.

“En estos dos años de Gobierno, reconociendo ese principio de que a más coca menos paz, no solamente paramos la expansión que venía adelantándose y que de no haber hecho nada ya superaría las 300 mil hectáreas, sino que hemos consolidado la mayor reducción del área sembrada de coca en los últimos seis años”, reiteró el Jefe de Estado colombiano.