Concretaré lo bueno y corregiré lo que va mal: Galán

Diana Rubiano/El Nuevo Siglo
Entre las propuestas del candidato independiente están el diseño de la segunda línea del Metro, la construcción de más troncales de Transmilenio y la integración, más allá del transporte, con los municipios vecinos

___________

El candidato a la Alcaldía de Bogotá por el movimiento político Bogotá para la Gente, Carlos Fernando Galán, afirma que representa el equilibrio que la ciudad necesita. Promete “construir sobre lo construido” y descarta una alianza con el aspirante por la coalición de partidos que integran la Gran Alianza por Colombia, Miguel Uribe Turbay.

Al hablar sobre movilidad declara su apoyo al metro elevado que fue adjudicado por la actual administración. Ha basado su plan de Gobierno en estrategias de seguridad y educación, y promete sembrar 1.000.000 de árboles como parte de su política para mejorar la calidad del aire en la ciudad.

¿Qué es el movimiento ciudadano Bogotá para la Gente?

Bogotá para la Gente es un movimiento independiente porque creemos que los partidos no representan hoy en día en Colombia, y en particular en Bogotá, a la ciudadanía. Se dedicaron más a proteger sus espacios de poder.

Sobre esa base pensamos que para recuperar la confianza de la ciudadanía en el Gobierno y sus líderes hay que buscar un espacio que sea independiente y que realmente represente a la gente.

Bogotá para la Gente tiene la capacidad de recoger iniciativas positivas que se han hecho desde actores de izquierda y de derecha. Queremos recoger lo bueno que han hecho los demás alcaldes, pero también corregir lo que no va bien.

¿Por qué quiere ser alcalde?

Creo que Bogotá en este momento necesita superar la pelea política que ha habido y la polarización radical que ha impedido que muchos proyectos se concreten. Tengo la capacidad para recoger lo bueno que han hecho los demás, resolver lo que no se ha hecho y que la ciudad construya sobre lo construido.

Acá hay unos que le plantean a la ciudad que hay que avanzar ciegamente, que dicen que todo está perfecto, como Miguel Uribe Turbay, que quiere mantener todo lo que está haciendo Enrique Peñalosa. Eso incluye las políticas de seguridad y las políticas ambientales, y del otro lado están los sectores que quieren acabar con todo.

Bogotá necesita un equilibrio que yo represento. Voy a concretar lo bueno que se está haciendo y a corregir lo que va mal.

¿Por qué eligió a la seguridad como uno de sus principales pilares de campaña?

Para mí la seguridad es lo urgente que necesita Bogotá. Esta administración ha fallado en enfrentar las dinámicas de hurto que ocurren. Se han bajado las cifras de homicidio, pero el hurto está desbordado. Sin seguridad es muy difícil tener una ciudad que se pueda disfrutar.

Tengo cinco líneas de acción para implementar en seguridad: se incorporará la micro-gerencia, es decir que el alcalde esté dedicado a la seguridad con recorridos barrio a barrio. El segundo elemento es el uso de tecnología y analítica de datos para apoyar al denunciante.

Otro elemento es la acción integral preventiva. Quiero trabajar en identificar a poblaciones que están en riesgo de caer en cadenas delincuenciales.

El cuarto elemento se llama fuerzas de despliegue rápido y es tener un uso más eficiente de los recursos limitados que tenemos para apoyar en momentos específicos a la policía donde se requiera.

Y el quinto es mejor inteligencia. Cuando se roban un celular en Bogotá el ladrón sabe qué va a hacer con él, a quién se lo va a vender y cómo comercializarlo inclusive a nivel internacional. Si solamente atrapamos al ladrón no estamos haciendo mucho. No estamos desmontando la cadena delincuencial completa.

¿Cuál es su propuesta en educación, el otro gran pilar de su campaña?

Para mí la educación tiene varias escalas. Lo primero es entender que es un proceso continuo en la vida. No es solo de formarse para trabajar. Durante todo el ciclo de la vida se requiere ir actualizando conocimiento para poder ser efectivo en la participación en el mercado laboral.

Tenemos que apuntarle a sectores que fueron identificados como estratégicos para Bogotá, donde se tiene una ventaja competitiva para que la educación y la formación de capital humano en la ciudad le apunte a esos sectores.

Esto para que no tengamos tanta gente que estudia y después no tiene posibilidades de trabajar, porque no encuentran un trabajo en lo que estudiaron. En la propuesta se busca también ampliar las coberturas y garantizar mayor acceso a formación técnica, tecnológica y profesional.

¿Construirá Transmilenio por la Carrera Séptima?

Bogotá necesita un sistema de transporte de alto cubrimiento que no tiene. Tenemos un Transmilenio precario, saturado y no tenemos metro. Hay muchas zonas de la ciudad que no tienen una oferta de transporte masivo y eso incluye la carrera séptima. Pero también incluye a la carrera 68, la Avenida Boyacá, la Avenida Ciudad de Cali y tenemos el reto de seguir construyendo un sistema de transporte público.

Nos quedamos en una discusión de hace 10 años entre escoger Transmilenio o metro y no hemos hecho ninguno de las dos. Por eso el Transmilenio de la Carrera Séptima no hay que verlo como una pieza aislada sino como un componente integral que es el transporte masivo público de Bogotá.

¿Apoya el metro elevado que fue adjudicado por la actual administración en Bogotá?

Creo que hay que hacerlo y voy a avanzar en la construcción de su primera línea cuando llegue a la Alcaldía.

Quiero dejar las bases de una segunda línea, que es hacer los estudios y los esfuerzos de consecución de recursos para que el siguiente alcalde pueda contratarla. Será una línea de acuerdo a los estudios y lo que sea más viable, subterráneo o aéreo, lo haré.

¿Cómo mejorar la conexión de Bogotá con municipios aledaños?

Estoy de acuerdo en que se requiere conectar a Bogotá con la región. El tren del occidente que busca conectar los municipios de esa zona con la ciudad hay que hacerlo. Creo que hay que pensar también en hacer el tren del norte.

Pero esos proyectos no solo hay que pensarlos como proyectos de movilidad sino como parte del desarrollo urbano.

Hay que trabajar con la Gobernación de Cundinamarca y los municipios para garantizar que esos trenes promuevan un desarrollo alrededor de las estaciones y que haya una ocupación sostenible del territorio.

¿Cuál será su política frente al fenómeno migratorio venezolano?

Bogotá debe tener una actitud de bienvenida hacia los migrantes venezolanos. Venezuela fue muy solidaria con los colombianos durante la década de los 70 y los 80, y nosotros tenemos que ser solidarios ahora, por lo que está ocurriendo en ese país.

Esa es la actitud que debe tener la nación, así como la ciudad. Me ha parecido positiva la actitud del Distrito frente a este problema. Se requiere un mayor apoyo de la nación e incluso de organismos multilaterales porque esta es la crisis humanitaria más grande que hay en el hemisferio occidental.

¿Cómo mejorar la calidad del aire afectado por las emisiones de camiones, buses, vías sin pavimentar e industrias?

Hay que tener un diagnóstico claro sobre de dónde surge la problemática de la calidad del aire. A esos puntos hay que añadir los vientos que llegan de la Orinoquía, a principios de año por quemas de cultivos que terminan afectando al suroccidente de Bogotá.

Como alcalde podría hacer una migración progresiva a tecnologías más limpias en el transporte público. En Transmilenio en sus fases 1 y 2 yo critiqué que se hiciera una parte a diésel y otra a gas. Creo que todo se hubiese podido hacer con buses Euro 6.

Para los vehículos de carga voy a lograr como alcalde que se complete la vía ALO, que ya está proyectada para llegar a la calle 13 en esta administración. La voy a hacer respetando los humedales. Nos va a permitir tener un anillo vial para que mucha carga que pasa por Bogotá no entre a las calles de la ciudad.

Voy a trabajar con la nación en mecanismos tributarios de incentivos para una renovación de la flota de carga de Colombia. Otro elemento clave es la siembra de árboles. Me he propuesto como candidato a la Alcaldía en sembrar un millón. Se tienen que sembrar en zonas que se identifiquen con un déficit mayor de árboles en la ciudad, en particular en el suroccidente y en la zona industrial.

Y frente al tema de las vías destapadas que contaminan, hay que trabajar en mecanismos que nos ayuden para que tengan más recursos para pavimentación.

¿Frente a las combustiones generadas por las industrias?

Hay que trabajar en la Cámara de Comercio con la estrategia de especialización inteligente para ver cómo logramos ser más efectivos en una reconversión y también que las industrias desde la cabeza hasta el último eslabón promuevan la transferencia tecnológica, para que toda la cadena productiva de cada sector avance y migre hacia tecnologías más limpias.

¿Cómo acelerar la descontaminación del río Bogotá?

Vamos a recuperar el río Bogotá. Reconozco el esfuerzo que en este gobierno, CAR y la nación han hecho para completar el esquema que permita tener el tratamiento completo de las aguas que llegan al río.

Lo complementaria con un trabajo más fuerte de organización de alcantarillado.

¿Cuál será su política para el sistema de basuras de la ciudad?

Necesitamos cultura ciudadana. Se requiere un esfuerzo mayor para lograr que la gente sea consciente de su labor desde la fuente para separar y lograr reducir de manera considerable las toneladas de basura que llegan al relleno sanitario.

Se debe promover un modelo de manejo de residuos en Colombia que promueva más la reducción de las toneladas que se van al relleno, porque cuando hay un modelo que promueve más el pago por tonelada, no hay tantos incentivos en los operadores para reducir lo que se va al relleno.

¿Qué visión tendría su alcaldía respecto a la Reserva Forestal Thomas van der Hammen?

No estaría de acuerdo con ninguna propuesta que, en criterio de la autoridad ambiental, vaya en detrimento de la reserva y la afecte o le dañe el espíritu que tiene como proyecto.

La reserva tiene unos elementos hídricos y el bosque de las Mercedes, que son fundamentales de proteger.

¿Estaría dispuesto a hacer una alianza con Miguel Uribe en Bogotá, quien ha logrado unir a varios partidos?

Los partidos no eligen y los partidos no representan hoy en día a la ciudadanía. Esta es una ciudad independiente, crítica, que no traga entero y aquí las estructuras de partido no representan a los ciudadanos.

Esos avales no significan que Uribe Turbay sume apoyos contundentes para llegar a la Alcaldía. La ciudadanía tiene que preguntarse qué coherencia tiene una coalición con partidos como el Liberal y el Centro Democrático.

Miguel Uribe escogió un camino, el de los partidos tradicionales y el de la derecha, que es distinto al mío.

¿Qué responde a quienes lo podrían ver a usted como la continuidad de Enrique Peñalosa?

Yo represento el equilibrio que necesita Bogotá. Aquí no hay que acabar con todo lo que se está haciendo. Eso sería un error. Y eso es lo que plantea un sector de la izquierda. Tampoco creo que haya que avanzar en todo ciegamente o que todo esté perfecto. No creo que lo que se requiere sea una continuidad completa, que es lo que plantean otros sectores de la derecha vinculados a Miguel Uribe Turbay.

La ciudad tiene tres opciones en esta campaña: uno que dice que hay que avanzar ciegamente en todo, otra la que piensa que todo está perfecto y se debe continuar todos los puntos de Peñalosa, y está la mía que es recoger lo bueno pero corregir lo que va mal.