Lo que debes tener en cuenta para elegir la base de maquillaje

Foto cortesía

Sabemos que escoger una base de maquillaje para tu piel no es nada fácil, ya que muchas veces tienes el gran interrogante de si el tono que vas a elegir es el apropiado, si los beneficios con los que cuenta el producto son los mismos que tu piel necesita y si en verdad cuida tu piel.

Por esta razón, junto a OBoticário, la mayor red de franquicias de cosméticos en el mundo, te traemos estos 4 tips claves que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu base ideal:

1. Debes saber si tu piel es cálida, neutra o fría: Como bien sabes, la finalidad de la base es unificar el tono de la piel para lucir un maquillaje bonito y libre de imperfecciones. Por esta razón debes conocer muy bien tu tono, para que, al momento de usar una base, no llegues a parecer un mimo o inclusive bronceada por parches.

Existen tres subtonos principales de piel: cálido, frío y neutro. La piel cálida tiende hacia los tonos amarillos y más vivos, por lo que se aconseja optar por bases con tonalidades altas o doradas.

La piel fría es todo lo contrario, tiende a ir hacia los tonos más blancos o rosas; de ser este el caso, podrías seleccionar bases con tonalidades bajas, como las beige o las que estén dentro de la gama del rosa.

Si tienes un tono de piel neutro, estás en el medio de las tonalidades. Verás que tu piel se ve un poco aceitunada. En este caso, podrás utilizar bases con fondo neutral, que estén dentro de la tonalidad más tibia del beige.

2. Conoce qué tipo de piel tienes: Antes de seleccionar tu base de maquillaje, debes tener en cuenta tu tipo de piel, ya que cada una tiene beneficios y propiedades específicas orientadas a las necesidades de cada piel.

Si tienes piel grasa, notarás que tu rostro es bastante brillante, en especial en la zona T (frente, nariz y mentón), por lo que es aconsejable que utilices bases con efecto mate, como la base Make B. Matte Effect de OBoticário, que te ayudará a controlar el brillo en tu rostro y reducir la apariencia de poros abiertos a lo largo del día.

Si por el contrario, tienes una piel de mixta a seca, verás que tiende un poco a la resequedad, por lo que necesitarás buscar productos que, a la vez de tener un excelente cubrimiento, sean líquidos e hidraten tu piel.

3. Define en qué momento utilizarás tu base de maquillaje: Si lo que quieres es utilizar tu base en un día normal en la oficina o salir a almorzar con tu familia, debes elegir una más ligera y cómoda, con una textura leve y ultrafluida, como la base Make B. Air Power de OBoticário, que le ofrece a tu piel un efecto seda, con un toque seco, mate y de larga duración.

Si tienes planeado salir de rumba con tus amigas y lucir un maquillaje perfecto toda la noche, te recomendamos que utilices la base Make B. Beauty Cushion, ya que es a prueba de agua y tu maquillaje estará protegido de la sudoración.

4. Ten en cuenta que la base es el primer paso: La base de tu maquillaje es apenas el comienzo. Tu rostro es una gran pieza de arte y la base es apenas el lienzo, a la cual le podrás ir añadiendo diferentes toques para dar un look único, con el que podrás arriesgarte y jugar para tener siempre nuevos y mejores resultados.

Tips extra: Utiliza una brocha Make B para aplicar tus polvos y sellar la base para una mayor fijación y duración. Ten en cuenta que tu vestuario influye en la selección del rubor y las sombras. Las cejas son esenciales, ya que son las encargadas de enmarcar tu rostro. El labial será la cereza del pastel, así que busca un tono que impacte y vaya muy a fin a las tonalidades de las sombras.