Prescribe proceso contra expresidente de InterBolsa, Rodrigo Jaramillo

Foto El Nuevo Siglo

Debido a que se superó el tiempo para que se emitiera una decisión por el delito de administración desleal de dinero, prescribió el proceso que se adelantaba contra el expresidente de InterBolsa, Rodrigo Jaramillo Correa.

Esta decisión fue tomada por el juzgado 33 de conocimiento de Bogotá, que en su determinación adujo que el expresidente de la comisionista de bolsa fue imputado el 29 de noviembre de 2013 por el delito de administración desleal agravada, que según el Código de Procedimiento Penal, fija una pena máxima de seis años de cárcel. Sin embargo, hasta la fecha no se ha emitido una decisión de fondo hecho por el cual ya se cumplieron los términos.

La misma decisión beneficia a Jorge Mauricio Infante Niño y Claudia Jaramillo Palacios, quienes hacían parte de la cúpula de la comisionista de bolsa que fue intervenida por el Gobierno por los malos manejos con el dinero de los inversionistas.

En 2015, Jaramillo Correa fue sentenciado a siete años de detención domiciliaria luego que aceptara en la imputación de cargos su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de acciones.

 

Otra condena

Esta semana también el juzgado 17 de conocimiento de Bogotá dictó sentido de fallo condenatorio contra Jhon Jairo Herreño Marín, exmiembro de la junta directiva de Fabricato, en el proceso que se le adelantó por el descalabro de InterBolsa.

Tras el juicio, que duró dos años, Herrero Marín fue hallado responsable del delito de uso indebido de información. El juez dictó orden de captura en su contra.

La Fiscalía General lo acusó formalmente por haber utilizado información confidencial para aumentar de manera indebida el valor de las acciones de Fabricato.

Por estos mismos hechos enfrenta un proceso penal empresario italiano, Alessandro Corridori, quien se convirtió en el mayor accionista de Fabricato.

Y es que, según el ente investigador, Herreño Marín era una de las personas de más confianza de Corridori, accediendo a toda la información que le entregaba y realizando movimientos en InterBolsa.

En 2016, la Superintendencia Financiera le impuso una multa de $100 millones y le restringió el desempeño por cinco años para ejercer cargos públicos. Herreño fue miembro suplente de la junta directiva de Fabricato, ejerció funciones en la administración de la compañía como asistente ejecutivo de la Presidencia.

 

Acciones ilegales

De otra parte, en julio de este año, la jueza 39 de conocimiento de Bogotá condenó a siete años de prisión domiciliaria al empresario Tomás Jaramillo Botero, en el marco del proceso que se adelanta por las acciones ilegales que se registraron en el Fondo Premium de la comisionista Interbolsa.

En la negociación Jaramillo Botero reconoció, por medio de un preacuerdo con la Fiscalía, su participación en el delito de captación masiva y habitual de dinero y no reintegro en calidad de cómplice.

La funcionaria judicial determinó que Jaramillo Botero ya entregó una alta suma de dinero para reparar económicamente a las víctimas reconocidas dentro de este proceso penal y firmó un acta para continuar con la reparación.

La jueza manifestó que el empresario debía pagar su condena en su respectivo domiciliario teniendo en cuenta su arraigo familiar, el hecho que no cuenta con antecedes disciplinarios y judiciales, además ha colaborado con las autoridades en el marco de esta investigación.

El exdirectivo del Fondo Premium ya entregó una memoria USB a la Fiscalía General con los datos de los movimientos hechos en la comisionista de bolsa, igualmente declaró sobre los hechos irregulares que se adelantaron.

"El condenado acepta su error y ha querido mediar durante el tiempo en su actuar ayudado a la Fiscalía y la administración judicial", precisó la jueza al tener en cuenta el comportamiento del empresario y su deseo de colaborar con las autoridades.

Para la jueza, el procesado no representa un peligro para la sociedad. En la cárcel, señalan los certificados allegados, se revela que durante su instancia adelantó actividades de estudio y trabajo (en artesanías).

Jaramillo fue acusado en mayo de 2015 por su presunta participación y responsabilidad en los hechos que llevaron al descalabro bursátil de la comisionista de bolsa Interbolsa S.A., en diciembre de 2012.

“Eran los controladores de Tomás Jaramillo Botero y Juan Carlos Ortiz, quienes fungieron como socios de inversión del Fondo Premium,  entidad, de la cual tenían el poder de decisión, por eso lograron el propósito de estafar a sus clientes”, precisó el documento.

El empresario, quien actualmente se encuentra con detención domiciliaria en Medellín, deberá pagar una multa de dos mil salarios mínimos legales vigentes.