En pandemia evite la EPOC, una enfermedad incurable

Foto archivo ENS

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una patología progresiva y potencialmente mortal ya que limita el flujo de aire en los pulmones, y predispone a padecer exacerbaciones y enfermedades graves.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 90% de las muertes por de esta enfermedad se producen en países de bajos y medianos ingresos. De esta manera, se prevé que para el año 2030 esta dolencia será la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.

Las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, incluida la EPOC, son la tercera causa de muerte en Colombia. Se estima que aproximadamente 9 de cada 100 colombianos mayores de 40 años padece de esta patología, de acuerdo al último estudio de prevalencia de esta enfermedad en el país.

En 2019 murieron 29,7 personas por cada 100.000 habitantes por esta causa. Departamentos como Caldas, Risaralda, Quindío y Antioquía presentan una tasa de mortalidad prematura por encima de la nacional.

Por ello, con el lema ‘Respirar es vida’, el Ministerio de Salud y Protección Social cada 16 de noviembre se une a la conmemoración del Día Mundial de la EPOC con el objetivo de reiterar la importancia del control a la exposición de sus factores de riesgo, incrementar la detección temprana y el tratamiento adecuado, logrando así aportar en la reducción de la mortalidad prematura y discapacidad por esta enfermedad.

“Una de las sensaciones que produce más angustia es el no poder respirar. Cuando estamos sanos, no somos conscientes que nuestros pulmones son órganos esenciales para la vida. Las amenazas para la salud de nuestros pulmones están en todas partes, incluso a edades tempranas podemos estar expuestos a ellas”, explica Nubia Bautista, subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social.

El tabaquismo es el principal factor de riesgo para desarrollar EPOC. Se estima que el peligro absoluto de desarrollar esta enfermedad entre fumadores está entre el 25 y el 30%.

Dicho riesgo se incrementa a medida que aumenta el consumo de tabaco. Según la OMS, aproximadamente 7 millones de personas mueren al año por enfermedades asociadas al consumo, y más de 890.000 personas no fumadoras están expuestas a humo de tabaco.

“Su consumo está creciendo en forma constante, sobre todo entre la población adolescente”, asevera Bautista.

Según la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas 2019, la prevalencia de consumo de tabaco o cigarrillo en Colombia es de 33.3% en población de 12 a 65 años de edad. Los departamentos que presentan mayor prevalencia son Cundinamarca, Boyacá, Risaralda, Caldas y Quindío, y en ciudades como Bogotá, Manizales, Cali y Medellín.

La prevalencia e incidencia en este mismo grupo es mayor en hombres que en mujeres y afecta en gran proporción a los grupos de 25-34 años seguido del grupo de 18 a 24 años.

La edad de inicio de consumo de tabaco a nivel nacional es 17.4 años, 16.9 para hombres y 18.2 para mujeres. Igualmente, el tabaquismo pasivo se asocia a un mayor riesgo de padecer EPOC.

 “Existen otros factores de riesgo relacionados como la contaminación del aire, la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo, exposición al humo de biomasa, como humo de leña, y antecedentes de tuberculosis pulmonar”, señala Bautista.

Actuar oportunamente

Sin embargo, muchos de estos riesgos se pueden evitar y sus consecuencias ser tratadas. “Las enfermedades respiratorias crónicas matan y provocan sufrimiento a millones de personas, pero actuando oportunamente, se pueden salvar vidas”, sostuvo Bautista.

Entre los síntomas más comunes son la disnea o "falta de aliento", una excesiva producción de esputo y una tos crónica. “Estos empeoran gradualmente y la disnea, que es persistente y al principio se asocia al esfuerzo, aumenta con el tiempo hasta aparecer incluso en un estado de reposo”, agregó.

La presencia de EPOC se confirma mediante una prueba denominada espirometría, que mide el volumen y la rapidez de aire espirado con el máximo esfuerzo. Sin embargo, se evidencia que es una patología subdiagnosticada, en la cual la confirmación diagnóstica no se realiza o es tardía.

Las estimaciones sugieren que la proporción de fumadores mayores de 40 años sin diagnóstico de la EPOC es de aproximadamente uno de cada cinco; este problema se incrementa cuando se considera que la enfermedad aumenta como parte de los procesos naturales como el envejecimiento, el estilo de vida o la ocupación.