“La gente vota más por causas que por candidatos"

Cortesía
La experta en comunicación política Indicó que el sufragio de opinión tiene acogida básicamente en las grandes ciudades

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Prevé que en la campaña para comicios de octubre próximo hayan novedades en marketing o comunicación política?

ANGIE KATHERINE GONZÁLEZ: Lo que podría decir es que la comunicación política, el tema del marketing político se está profesionalizando cada día más y las campañas ya entendieron, la mayoría, que es suficiente la experiencia en terreno para ciertas cosas pero que definitivamente para ganar una elección en esta época, pues necesitan meterse en temas de innovación, temas tecnológicos.

Si bien hay una combinación de campaña tradicional porque regresa el tema del puerta a puerta, la plaza pública, las acciones en terreno, pues hay que garantizar que esas acciones se proyecten a través de una buena estrategia de comunicación digital. Y se van a usar bastante las redes, digamos que ya lo hemos venido haciendo, pero hay una red que todavía no le hemos sacado todo el provecho que se puede, que es Whatsapp, y muy seguramente vamos a ver más actividad a través de Whatsapp.

 ENS: ¿Por qué cree que en la campaña para los comicios de este año volverá a tomar fuerza la plaza pública?

AKG: Lo que pasa es que las elecciones locales, regionales, son distintas a las elecciones nacionales, y aquí lo que está en juego es una gente que está muy descontenta con la clase política tradicional, muy descontenta con la política en general y que se están moviendo por micro-causas, por causas concretas que le afectan a nivel personal y familiar.

Para ello las campañas van a tener que encontrar o demostrar que están muy alineadas con esas pequeñas causas que mueven a la gente y van a tener que hacer propuestas concretas en territorio, van a tener que acercarse de nuevo a la gente, van a tener que emocionarla, convencerla para lograr el voto porque estamos en campañas locales en donde lo más importante es tener acciones en terreno muy fuertes, muy destacadas.

ENS: ¿En las grandes capitales cuál considera que será el medio de propaganda política más impactante?

AKG: Cuando nos referimos a volantes  hablamos de una comunicación de tipo vertical. La persona la recoge y la tira inmediatamente a la basura. Entonces si bien los volantes siempre están presentes, van a depender de los temas que se están manejando en la agenda hoy en día.

Si estamos hablando de problemáticas medioambientales por ejemplo, un candidato que tenga como bandera el tema de medio ambiente de ninguna manera podría tener el volante tradicional en papel que contamina.

Entonces quizá sí puede haber más creatividad y más innovación en lo que se va a entregar de publicidad concreta. Las vallas si bien no son una herramienta que impulsen a las personas a votar, lo que marcan es visibilidad y presencia.

Entonces por lo menos nos garantizan que esa campaña que se está gestionando tenga cierta visibilidad, aunque no ayudan a la intención de voto, pero sí son importantes para lograr esa visibilidad que necesita el candidato.

ENS: Sobre banderas políticas para estas elecciones usted menciona defensa del medio ambiente, ¿qué otras podrían izar los candidatos?

AKG: Como decía los votantes se están moviendo por causas, y los candidatos tendrán la responsabilidad de encontrar una causa en cada uno de sus distritos electorales que pueda activar esa emoción de los votantes. Puede ser la tala de árboles, puede ser un tema del emprendimiento o el impulso a nuevos talentos en otro, puede ser la construcción de un  hospital.

Los temas pueden ser los mismos de siempre pero lo que se necesita encontrar son causas concretas que puedan mover a las personas, y eso es muy específico de cada región.

ENS: Si hoy la gente sufraga más por causas, ¿qué pasa con el voto de opinión así como lo que jalonan los partidos?

AKG: El voto de opinión funciona muy bien en las ciudades grandes, en  las ciudades intermedias y las ciudades pequeñas lo que encontramos no es tanto un voto de opinión ni siquiera un voto ideológico por un partido sino un voto que esté alineado con un candidato, y que sostiene su maquinaria política, sus líderes políticos en determinados sectores.

Pero la gente está votando ahora por un candidato, no tanto por un partido, uno se va dando cuenta que la disciplina de partidos se está perdiendo. Un poquito a eso le apuntaba la reforma política a tratar de impulsar listas cerradas para que haya otra vez una disciplina de partido, para que se organice un poco más el tema democrático, porque finalmente lo que hace que las personas voten por un candidato y no por un partido es que las elecciones sean cada vez más costosas. Estamos en un periodo en donde hacerse elegir cuesta cada vez más dinero.