Bogotá Auctions inaugura su nueva casa con subasta virtual

Foto cortesía

Bogotá Auctions, a propósito de la inauguración de su nueva sede, realizará una subasta de 83 obras de arte moderno y contemporáneo, haciendo un recorrido entre la plástica colombiana y latinoamericana de los siglos XX y XXI.

En esta puja, que se realizará este jueves a partir de las 8:00 p.m., se podrán encontrar trabajos de valor histórico-artístico, entre ellos, un mueble pintado por Beatriz González en la década de los 60 y una escultura de la serie Eclipses de Édgar Negret, de los años 60.

“La selección se abre con un conjunto de obras gráficas de artistas cinéticos latinoamericanos de renombre internacional como el venezolano Carlos Cruz Diez y los argentinos Julio Le Parc, Antonio Asis y Hugo De Marco. Entre las presencias internacionales se registran también un grabado del mexicano Rufino Tamayo y otro de la cubana Carmen Herrera, una de las grandes estrellas del mercado de arte latinoamericano en los Estados Unidos. Cierra el elenco, un representativo acrílico sobre papel periódico entelado de Antonio Seguí, uno de los más prominentes artistas argentinos vivientes", afirmó Charlotte Pieri, directora y representante legal de Bogotá Auctions.

En el terreno del arte nacional, se destaca una sección conceptual, con obras significativas de Adolfo Bernal, Bernardo Salcedo, los inicios de Manolo Vellojín y del recién fallecido Antonio Caro. Todos ellos, al lado de una sección de arte contemporáneo en la cual se encuentran trabajos de calidad remarcable de Rafael Echeverri, José Alejandro Restrepo, Fernando Uhía, Luis Fernando Peláez, Luz Ángela Lizarazo y Jonier Marín, agregó Pieri.

La directora también resaltó un conjunto de paisajes, género que en Colombia cuenta con una larga tradición, compuesto por trabajos de Ricardo Borrero Álvarez, Ricardo Gómez Campuzano, Roberto Pizano, Rafael Mena, Hernando Lemaitre, Gonzalo Ariza y una obra muy difícil de encontrar en el mercado: un óleo de grandes dimensiones de Marco Ospina, uno de los pioneros del “modernismo” colombiano, que se remonta a los años 60.


Le puede interesar: Estos son los libros que ‘están en boca’ de los colombianos


Como en otras ocasiones, tendremos también una muy destacada presencia de artistas mujeres que recubren un puesto de relieve en la historia del arte nacional. Se incluyen, entre otros, un carboncillo de Julia Acuña, cuya obra es muy escasa y un óleo publicado de la cartagenera Cecilia Porras, artista objeto.

También se incluyen en un proceso de revalorización, dos trabajos sobre papel de Emma Reyes, una exquisita naturaleza muerta de Sofia Urrutia, una pintura de Freda Sargent, un óleo del periodo geométrico de Ana Mercedes Hoyos, una bella escultura tejida de los años setenta realizada por Olga de Amaral junto con su taller, y dos exclusivas piezas de Beatriz González: un pequeño óleo sobre tela de 2006, perteneciente a la serie de los cargueros, y un rarísimo mueble pintado, fechado 1973, que retrae al pintor español- colombiano Juan Antonio Roda.

Además, no podía faltar, una nutrida sección dedicada a los clásicos del “modernismo” colombiano, dentro de la cual se destacan una acuarela de Wiedemann de los años cuarenta, muy cercana a la abstracción, un par de pequeños Leopoldo Richter, dos trabajos de Manuel Hernández, un raro óleo de 1958, perteneciente a su periodo formativo, y una pieza de los años setenta, donde se reconoce su estilo maduro , una escultura en hierro de la serie Aerolitos de Eduardo Ramírez Villamizar, un suntuoso lienzo de Luis Fernando Roldán, artista que tiene todavía mucho por decir en el mercado del arte colombiano, dos piezas de Manzur, un intaglio de Omar Rayo, un importante carboncillo de grandes dimensiones de Ever Astudillo, uno de los principales artistas de la vibrante escena caleña de los años setenta y, pieza sobresaliente, una histórica:  Eclipse de Edgar Negret, situada y fechada “New York 1960”.

Otros trabajos notables son, el grabado La Violencia de Alejandro Obregón, que enfoca el tema de la violencia de los años cuarenta desde una perspectiva “modernista” y una pintura de Alipio Jaramillo, el mayor representante del realismo social en Colombia junto con Pedro Nel Gómez. 

Debido a las nuevas medidas del gobierno distrital, la subasta será realizada a puerta cerrada y será transmitida en la plataforma de Bogotá Auctions.