Modesto activismo del Congreso en temas internacionales

Foto cortesía

Entre 2000 y 2019, los legisladores impulsaron solo 60 proyectos sobre la materia, mientras que las iniciativas radicadas por el Gobierno fueron 283

______________________________________

“El Congreso colombiano ha tenido un activismo bastante modesto en materia de legislación en política internacional”, manifestó Daniela Moreno, monitora de investigación de Congreso Visible (programa del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Los Andes).

Este Diario habló con ella a propósito del artículo “Hablemos sobre política internacional en el Congreso” publicado en la web de Congreso Visible, en el que da cuenta de cómo entre 2000 y 2019 se radicaron 60 iniciativas legislativas impulsadas por Senado y Cámara, y 283 por el Gobierno sobre política internacional en el Congreso.

EL NUEVO SIGLO: Decir que el Congreso no ha tenido el protagonismo esperado en materia de política internacional, ¿es una conclusión correcta del informe?

DANIELA MORENO: En primer lugar hay que tener en cuenta que, como lo expone el texto, el Congreso colombiano ha tenido un activismo bastante modesto en materia de legislación en política internacional.

Digamos que desde el año 2000 hasta el 2019 solamente se han radicado 60 iniciativas de parte del Congreso que tengan la etiqueta de política internacional. Eso lo que quiere decir es que en un total de más de 500 iniciativas legislativas en casi 20 años, ha sido muy poco lo que se ha legislado desde el Congreso. Desde el Gobierno han sido 283 iniciativas legislativas.

Y eso tiene diferentes razones. Cabe resaltar que se necesitan estudios más serios para tratar de averiguar por qué el Congreso legisla más en unos temas que en otros, pero algunas de esas razones tienen que ver con que principalmente Colombia, según la literatura, se caracteriza por ser un país presidencialista en materia del ejercicio de su política exterior. Es decir que el Presidente es quien básicamente toma las decisiones y diseña la política exterior y el Congreso se ha limitado a recibirlas, debatirlas y aprobarlas.

ENS: ¿Es el Ejecutivo el que limita la acción del Legislativo en temas de política exterior?

DM: No es muy claro que sea una decisión del Presidente que el Congreso no legisle. El hecho de que Colombia sea un sistema presidencialista no implica por eso que el sistema de pesos y contrapesos no funcione en temas como la política internacional.

Lo que ocurre es que Colombia, como bien lo mencionan autores como Sandra Borda, como Juan Gabriel Tokatlian, por ejemplo, o Fernando Cepeda Ulloa, también, es un país que ha dedicado gran parte de su agenda política a problemas de carácter doméstico. Eso lo que implica es que el Legislativo se ha concentrado en legislar y en hacer activismo a partir de problemas de política nacional y se ha retraído bastante de la órbita internacional, pero no quisiera decir que es por una decisión del Ejecutivo.

Más que todo es porque también son intereses electoralistas. El Congreso de la República no es un organismo que se haya profesionalizado, por ejemplo, ni que tampoco sea muy diestro en materia de debates de política internacional; sin embargo, eso no implica que tampoco pueda ser contrapeso de las decisiones presidenciales en materia de política exterior. De hecho lo que reveló un estudio reciente hecho por académicos de las universidades Los Andes y Javeriana, que yo cito en el artículo, es básicamente que el Congreso y los partidos políticos tienen maneras de impedir que el Presidente saque adelante ciertas iniciativas legislativas de política internacional y eso responde básicamente a ciertos intereses de carácter doméstico.

ENS: ¿Cuáles son las categorías en las que se podrían clasificar las pocas iniciativas tramitadas por el Congreso en temas internacionales?

DM: Primero que todo, hay que tener en cuenta que es muy poco el activismo legislativo en política internacional. Estamos hablando de 60 proyectos.

Lo que le puedo decir es que el Congreso, Senado y Cámara, se ha enfocado básicamente entre el 98 y el 2019 a legislar en temas como por ejemplo la administración pública y los asuntos administrativos, que son cosas diferentes; el comercio, la industria y el turismo; la economía y la política migratoria; en eso último se han visto avances, más incluso de lo que se ha visto desde el lado del Gobierno.

Ahora, las áreas en las que más se han movido iniciativas legislativas de parte del Ejecutivo desde el 98 hasta 2019 son áreas como la economía, por supuesto, también está el comercio, la industria y el turismo, están la justicia, el medio ambiente, la seguridad, defensa y la Fuerza Pública, la educación –por ejemplo, la cultura, la ciencia y la tecnología, y pues todo lo que tiene que ver con medios de comunicación, también–.

Cabría preguntarse por qué el Presidente presenta propuestas de política internacional sobre unos temas y el Congreso no presenta proyectos sobre esos temas, sino sobre otros distintos. Habría que ver si es una división del trabajo coordinado en materia de política internacional o si es una decisión arbitraria. Eso no lo sabemos todavía. Hay que resaltar que eso hay que investigarlo con más profundidad.

ENS: Eso es interesante. ¿No proponen iniciativas sobre los mismos temas?

DM: No siempre. Le voy a dar un par de ejemplos, aunque repito que es muy difícil porque a comparación del Gobierno el Congreso ha presentado muy poquitos proyectos.

De los 60 proyectos, el Congreso ha presentado digamos nueve de asuntos administrativos y dos o más de otro tema distinto, para hablar de lo que más legisla el Congreso.

El Congreso no ha presentado mayores proyectos en temas de medio ambiente ni en temas de justicia, ni en temas de seguridad, defensa y Fuerza Pública. Tampoco ha hecho fuerza en asuntos del área agropecuaria y agrícola.

En cambio el Gobierno sí. El Gobierno se ha dedicado a meterle a eso activismo en materia de economía, a meter activismo en materia de comercio, industria y turismo, en materia educativa, en materia de justicia, medio ambiente, y seguridad, defensa y Fuerza Pública. Es importante investigar por qué.