Invitaron a bogotanos al autocuidado y vacunación contra covid

Cortesía Alcaldía de Bogotá

Luego de que la alcaldesa Claudia López indicara que Bogotá no tendrá medidas de aislamiento y que avanzará en su intención de volver al 100% de la presencialidad en los colegios, el secretario de Salud, Alejandro Gómez, hizo un llamado al autocuidado y la vacunación, y aclaró que actualmente en la ciudad no hay sobreocupación ni de camas de hospitalización ni de Unidades de Cuidados Intensivos.

De otra parte, el funcionario manifestó que la capital está preparada para aumentar las camas tanto de UCI como de hospitalización, en caso de que llegue a ser necesario. No obstante, el jefe de la cartera de salud invitó a las personas a acudir a los servicios médicos solo si realmente lo ameritan.

Vale referir, a este respecto, que el jueves en Bogotá la ocupación general de UCI era del 67,5% y de unidades exclusivas para pacientes covid-19 positivos de 55,9%. Así mismo, en las últimas 24 horas hubo 7.208 nuevos casos.

Por su parte, el director médico de la Clínica del Country y Clínica La Colina, Santiago López, explicó que la mayoría de los pacientes que tienen en sus centros médicos son personas que no están contagiadas de covid-19 y añadió que sus clínicas están en la capacidad de expandir su atención en caso de ser necesario.

“Tenemos una alta afluencia de personas que asisten a los servicios de urgencias con signos que no son de alerta y por tanto no deberían acudir a las clínicas (…) Entendemos la preocupación, pero invitamos a la ciudadanía a acudir a urgencias solo si es necesario”, indicó el médico López.

Vacunación completa se acerca al 95%

Punto aparte, frente al avance en materia de vacunación contra el coronavirus, el secretario Alejandro Gómez agradeció el compromiso de los bogotanos para la inmunización contra el virus y añadió que este nivel de avance ha permitido mantener el control de la pandemia.


Le puede interesar: No se celebrará la temporada taurina en Bogotá


“Hacemos la invitación a quienes aún no comienzan o completan su esquema para que asistan a los puntos de vacunación y reciban esta vacuna que salva vidas”, puntualizó Gómez, quien le recordó a la ciudadanía que las vacunas contra este virus reducen la probabilidad de infectarse, así como de requerir atención hospitalaria, de UCI o fallecer.

Por ejemplo, indicó Gómez, en Bogotá una persona no vacunada entre 30 y 39 años de edad, tiene 7,12 veces el riesgo de ser hospitalizada, 2,7 de estar en UCI y 32 de fallecer por coronavirus, en comparación con una persona vacunada

“Hoy podemos decir que aplicarse el refuerzo contra el covid-19 hace la diferencia, especialmente frente a la variante ómicron que hoy tiene alta circulación en la ciudad. Tenemos disponibilidad de todos los biológicos y a diario desde la Secretaría de Salud se entregan vacunas a los puntos para seguir garantizando existencias”, añadió Gómez. 

En estos momentos, en Bogotá de las 13.048.370 vacunas que le ha entregado el Gobierno nacional al Distrito, han sido aplicadas un total de 12.485.163, de las cuales 5.602.177 han sido para primeras dosis, 5.195.388 han sido para segundas dosis y 1.002.166 se han empleado para dosis de refuerzo.

Adicionalmente, en estos momentos en la ciudad hay 69.368 biológicos de reserva para la aplicación de segundas dosis, de las cuales 49.880 son de Astrazeneca y 19.488 son de Moderna. Esto significa que, del 90% de la población que debe ser vacunada para tener una cobertura útil (un total de 6.001.867 personas), el 86,6% ya tiene el esquema completo y el 93,3% cuenta con la primera dosis.

Así mismo, de los 872.288 niños entre los dos y los 11 años que deben vacunarse en Bogotá, el 54,9% ya tienen la primera dosis y el 23,65% ya cuentan con la segunda.

Por último, la Secretaría hizo un llamado para que, durante las siguientes semanas, la ciudadanía no solo acuda a los puntos de vacunación para recibir su primera dosis, segunda o vacuna de refuerzo contra el covid-19, sino que intensifique las medidas de autocuidado con el fin de reducir el riesgo de propagación de la enfermedad y así superar el cuarto pico de la pandemia.