Vuelve iniciativa para permitir trasfuguismo político

Foto Diana Rubiano/El Nuevo Siglo

Darles otro tiempo de gracia a los congresistas para que puedan cambiar de partido sin incurrir en doble militancia es una propuesta que podría ser incluida en un proyecto de reforma política que preparan legisladores de varias bancadas.

La doble militancia es uno de los temas espinosos de la política. Para contrarrestarlo, la ley establece que un congresista (así como los concejales y los diputados) debe estar afiliado a un partido que avala para llegar al respectivo cuerpo colegiado, tiene que seguir las directivas de la colectividad y asume la obligación de seguir un protocolo específico cuando desee cambiarse de organización, especialmente si desea presentarse con nuevo apoyo a la siguiente elección.

La Ley 1475 de 2011 prohíbe la doble militancia de la siguiente manera: “En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político. La militancia o pertenencia a un partido o movimiento político se establecerá con la inscripción que haga el ciudadano ante la respectiva organización política, según el sistema de identificación y registro que se adopte para tal efecto, el cual deberá establecerse conforme a las leyes existentes en materia de protección de datos”.

Así mismo, la norma señala que “quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro de los partidos y movimientos políticos, o hayan sido o aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido o movimiento político al cual se encuentren afiliados”.

Y agrega que “los candidatos que resulten electos, siempre que fueren inscritos por un partido o movimiento político, deberán pertenecer al que los inscribió mientras ostenten la investidura o cargo, y si deciden presentarse a la siguiente elección por un partido o movimiento político distinto, deberán renunciar a la curul al menos 12 meses antes del primer día de inscripciones”.

Sin embargo, la discusión no es nueva. El llamado transfuguismo, o la práctica de cambiar de partido, se ha discutido varias veces en el Congreso. En la reforma política de 2009 se incluyó un parágrafo transitorio para que los congresistas se cambiaran de partido por una sola vez. En 2018 otra reforma política incluyó un artículo para permitir el cambio de un partido a otro por una sola vez y sin sanción por doble militancia. La propuesta se hundió por inconveniencia.

 

Cambio de opinión

 

Según el representante por Atlántico, César Lorduy, de Cambio Radical, esta coyuntura es propicia para que se dé el debate, pues hay inconformismo en muchas fuerzas políticas y nadie puede ser obligado a estar en un partido si no comparte la posición de la directiva.

“La persona pudo haber cambiado de opinión o siente que el partido no lo representa, o ya no comparte las ideas que tiene la colectividad sobre la administración pública. Yo creo que se podría apoyar una propuesta en ese sentido”, expresó.

Además, Lorduy sostuvo que hay partidos como el Partido Social de Unidad Nacional (La U) que han nacido de distintas disidencias, o como el partido Cambio Radical que fue una escisión del Partido Liberal.

Por otro lado, el senador Luis Fernando Velasco, precisamente del Partido Liberal, aseguró que su colectividad quiere presentar una reforma política completa y transversal, y no un solo artículo.

Esa reforma, dijo, debe tocar el tema de listas cerradas, pero alternándolas cada dos periodos con listas abiertas para reordenar ideológicamente a las colectividades.

Igualmente sostuvo que las campañas deberán ser financiadas de manera pública, lo que a su juicio reduciría el elevado costo que tienen en este momento los candidatos.

Por último, Velasco le apuesta a un organismo distinto al Consejo Nacional Electoral, como lo han señalado organizaciones civiles como la MOE en distintos momentos.

Si bien la propuesta aún no ha sido radicada y falta que haya un texto concreto que entre en discusión, se ha conocido que los partidos esperan presentarla el próximo mes cuando inicien las sesiones ordinarias en el Congreso.

El Gobierno nacional aún no se ha pronunciado sobre este punto en concreto. Sin embargo, se espera que cuando Alicia Arango tome posesión del Ministerio del Interior, el sábado, este sea uno de los primeros temas que toque.