BanRepública vaticina caída en créditos otorgados a hogares

Foto archivo El Nuevo Siglo

Una drástica caída de las carteras de crédito de los hogares, prevé el Banco de la República, ante  las mayores exigencias de los bancos ante el impacto del Covid-19.

En su informe de política financiera, el Emisor señala que para el segundo trimestre de 2020, más del 60% de los bancos espera aumentar las exigencias para otorgar nuevos préstamos de vivienda y consumo (71,4% en el caso de vivienda y 64,6% en el de consumo), lo cual reduciría el número de créditos aprobados.

De materializarse esta expectativa, la cartera de los hogares podría continuar exhibiendo desaceleraciones en los próximos meses. El análisis presentado permite inferir que una menor oferta de crédito por parte de los establecimientos y una menor demanda de préstamos desde los hogares colombianos podrían resultar en una mayor desaceleración, además de una posible contracción de las carteras.

Respecto a las vulnerabilidades del sistema financiero en vivienda y consumo, el informe destaca que “la coyuntura actual podría afectar la capacidad de pago de los hogares, incrementando la exposición de bancos al riesgo de crédito”.

Señala el análisis que la cartera destinada a los hogares se ubicaba en febrero en $260,7 billones, registrando una tasa de crecimiento real anual del 10,7%, la más alta desde mediados de 2014. Del total del endeudamiento, aproximadamente dos terceras partes corresponden a préstamos de consumo y la restante a vivienda.

 

Mínimos

Al analizar la dinámica de los desembolsos de las carteras de vivienda y consumo, se observa que durante lo corrido del 2020 su crecimiento real anual ha venido contrayéndose hasta registrar tasas de decrecimiento, que al 24 de abril de 2020 exhibieron mínimos históricos (vivienda: -63,4%, consumo: -62,9%).

Indica el reporte que “la dinámica de la cartera total otorgada a hogares reafirma el comportamiento observado en los desembolsos al revertir, en marzo de 2020, la senda expansionista que venía presentando desde mediados de 2018. Lo anterior se explica principalmente por el comportamiento de la modalidad de consumo. Por su parte, para la cartera de vivienda, si bien, durante abril se registró un repunte en el crecimiento, este continúa siendo inferior al observado seis meses atrás”.

 

Oferta

Acorde con lo anterior, el reporte sobre la situación actual del crédito en Colombia del primer trimestre de 2020, evidenció que las actuales condiciones económicas, producto de la pandemia, han tenido un fuerte impacto sobre la oferta y la demanda.

Durante lo corrido de 2020, el indicador de cambio en la oferta de los establecimientos de crédito presentó una fuerte caída para los tres tipos de entidades. Del mismo modo, el indicador de percepción de demanda por créditos de vivienda y consumo presentó una reducción para todos los tipos de entidades crediticias.

De  otro lado, los programas de estímulo crediticio del Gobierno nacional se dan en un contexto de mejora de los indicadores de vulnerabilidad de la cartera comercial.

El riesgo de crédito ha disminuido en los últimos meses, con la excepción de algunos sectores específicos que en su mayoría han sido afectados por factores idiosincrásicos. Adicionalmente, la Superfinanciera ha tomado medidas para disminuir el impacto potencial de la coyuntura actual en la salud financiera de los bancos, dentro de las cuales resaltan los alivios otorgados a deudores y la posibilidad de desacumular el componente individual contracíclico de las provisiones, así como la reserva general, con el objetivo de amortiguar el gasto que se genere como consecuencia del deterioro de los deudores en medio de la pandemia.