A mí ni al Gobierno nos da susto endeudarnos: Minhacienda

Foto archivo
El jefe de la cartera financiera, Alberto Carrasquilla, hace una examen de cómo está la situación económica del país, y prevé que este año la deuda podría crecer 15% del PIB

________________

“Ni a  mí ni al Gobierno nos da susto endeudarnos”. Con esta firmeza, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, hizo un análisis de la situación económica del país y estimó que este año con tanto gasto la deuda externa del país va a crecer por lo menos 15%.

En un foro organizado por Asobolsa y Vali Consultores, el jefe de la cartera financiera señaló que “tengo la sensación que tocamos fondo y empezamos a reaccionar, nuestra estimación del crecimiento es de -5,5%, eso tiene una gran caída de la demanda interna, el consumo, y el gasto público es lo único que mete aliento, lo que mantiene a flote, es el aliciente que está funcionando”.

Respecto a las críticas que se han hecho por los pocos recursos respecto al PIB que Colombia ha utilizado para la emergencia comparado con otros países, el ministro Carrasquilla, dijo que “es casi seguro que tenemos que hacer una tercera ronda que implica más gasto público de  manera parcial, esto es un juego a largo plazo y en el cual no podíamos quemar toda la pólvora en el primer acto”.

Indicó que “hemos hecho iniciativas para proteger a las  micro y medianas empresas, pero no hemos hecho ninguna para apoyar a la grande empresa, y de una forma u otra nos toca garantizarle créditos o emisiones de bonos, ese es un ejemplo, pero eso nos demuestra que no podíamos quemar toda la pólvora al comienzo, debemos prepararnos para  una pelea larga, este Gobierno  no tiene susto que la deuda suba 105 o 15% del PIB, estamos en una pelea larga y el gobierno está en una actitud de ser cero chichipato para enfrentar la crisis”.

 

El riesgo

Sobre los resultados que deja la actual pandemia, Carrasquilla dijo que “otra características que deja esta crisis es la desaparición del apetito del riesgo no solo en Colombia sino en el mundo, la gente no está dispuesta a poner en riesgo sus ahorros, y quiere comprar activos fijos, es  una reducción fuerte del crédito en los hogares, pero hay una reacción de la demanda de activos del Gobierno, tenemos cero problemas en endeudarnos, y lo que hacemos es poner en las emisiones del Gobierno en ese riesgo”.

ens

Sobre el manejo de los recursos y lo que está comprometido para el manejo de la crisis, el Ministro sostuvo que “en términos de caja hemos comprometido $30 millones y hemos asumidos otros riesgos por $30 billones, es decir tenemos una exposición grande, de las fuentes de recursos tomamos plata prestada, así el Gobierno se endeudó con el Fondo de Estabilización Petrolera, que son recursos provenientes de las regalías que pagan las empresas, esa plata la tomamos como un crédito que se tiene que pagar más adelante y es por US$3.000 millones. Pero también adquirimos créditos del Fonpet, de ahorro pensional”.

 

Préstamos

Asimismo, ante la urgencia de dineros, Carrasquilla indicó que “además también se usó el excedente de capitales de algunas entidades públicas, con todo eso se sumó otros $30 billones. Repito, todos estos recursos son prestados y el Gobierno debe devolverlos en el menor tiempo posible”.

Respecto a lo que se está presentando en el país, el Ministro de Hacienda sostuvo que “la situación actual es bastante dramática, no tengo duda que este segundo trimestre será el peor de la historia para el país. Uno lo que intuye es que va a ver una revisión de todas las previsiones hacia abajo, esto se está complicando de una manera fuerte”.

Sin embargo, el alto funcionario mostró un signo de optimismo al destacar que “estamos viendo un rebote de la economía en la segunda parte del año, es que si uno mira las transacciones de las tarjetas débito y crédito, tenemos al menos un incremento del 80%, pero en las ciudades grandes se está presentando ese hecho”.

En lo referente a la crisis humanitaria, el Ministro dijo que  “el gobierno tenía los planes de asistencia a la población a través del Sisbén como la población pobre, a través de diferentes programas a los que ya se les estaba prestando asistencia desde mucho tiempo atrás y que han sido bien evaluados. Ahí está el programa de “Familias en Acción” a los que se ha beneficiado más allá del cheque, así como el resultado de escolaridad. Esos programas se fortalecieron”.

 

Los subsidios

Manifestó que “también se fortaleció el programa del “Adulto Mayor”, de “Jóvenes en Acción” y se introdujo un programa para la población pobre estimado en 3 millones de hogares, a los que se podía llegar fácilmente porque están bancarizados y formalizados. Así llegamos a 1,2 millones de hogares, pero nos falta otro 1,8 millones de hogares adicionales”.

Puntualizó que otro frente “son los subsidios a las nóminas que se deben hacer efectivos a finales de mayo. Esto significa que el Gobierno está poniendo un grano en defensa de los empleos formales. Por eso en esta semana los bancos deben recabar toda la información de las empresas para implementar esos subsidios y hacer los giros para el 30 de mayo”.

Al auscultar la situación fiscal, dijo que “vamos a terminar con unos índices de endeudamiento los más altos de la historia, al comienzo del siglo teníamos un 50% del PIB, luego en 2008 estábamos en el 35% del PIB y luego se subió al 50% de hoy, pero vamos a subir al 60% o más primero porque el PIB es más  pequeño, es negativo, pero es que el gasto temporal que tenemos hasta ahora de $30 billones y lo que vamos a gastar de demás, es reversible”.

Reiteró que “no estamos con susto, ese es un galimatías para no tomar más deuda. A finales de junio vamos a entregar al Congreso nuestra versión del marco fiscal de mediano plazo”.

 

Para reactivar la economía

El Ministro de Hacienda sostuvo que “para reactivar la economía sin duda nos tocará hacer planes de austeridad y una mayor tributación, pero este no es el momento para discutir eso”. Dijo que “el otro mecanismo que tenemos para la reactivación es el crecimiento, es volver al ritmo que teníamos hasta hace poco, con eso podemos reducir la deuda, el otro impulso debe ser la inflación, no vamos a caer en la hiperinflación, entonces eso es bueno con el control de las tasas de interés y asignaciones de crédito para reducir la deuda en el tiempo, con inversiones forzosas, que es lo que denominan regresión financiera, esas son las opciones”.