Falta de ejecución de proyectos recrudece debate en Concejo

Diana Rubiano/ Nuevo Siglo

Cuestionamientos e inquietudes pese a la exposición realizada por la Gerente Encargada del Acueducto, Lady Johana Ospina Corso, dejó el debate de control político sobre la gestión y ejecución de proyectos de la EAAB, que se dio ayer en la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá.

Una de los cuestionamientos expresados por los concejales María Fernanda Rojas, María Clara Name y Jorge Torres, es la falta de ejecución de las obras enfocadas a mejorar y proteger la estructura ambiental y optimizar la producción de agua potable en la ciudad, que fueron incluidos como proyectos de inversión prioritarios dentro del cupo de endeudamiento aprobado por el Concejo de Bogotá, en 2017 por $3.1 millones. 

Los cabildantes manifestaron que de los seis proyectos dirigidos al saneamiento del río Bogotá, dos no tienen ejecución y de los 13 proyectos encaminados a la construcción de redes locales de alcantarillado, siete tienen 0% de avance.

Frente a lo anterior, la Gerente de Acueducto y Alcantarillado afirmó que para 2019 entregarán 34 obras terminadas y dejarán 259 proyectos en ejecución relacionados exclusivamente con el mejoramiento de la red de alcantarillado, generando 23 mil empleos y más 7 millones de beneficiarios en Bogotá. En cuanto a las obras enfocadas en el mejoramiento y protección de los espejos de agua de la ciudad, manifestó que algunos se entregarán en diciembre del presente año y otros están en etapa final de estudio y diseños.

En contraste con las manifestaciones de la mayoría de cabildantes con respecto a las obras adelantadas en la estructura ambiental de la ciudad, los concejales Lucía Bastidas y Hosman Martínez defendieron la gestión del acueducto, señalando que las actividades que hacen en función de los ciudadanos y el medio ambiente, llevan necesariamente ejecución de obras, frente a lo cual reiteraron que el objetivo de este Gobierno distrital siempre ha sido la preservación ambiental y la protección del espacio público y que si se evidencia avances en la materia.

¿La EABB hace obras del IDU?

En este sentido, la concejala Mafe Rojas tomó la palabra para denunciar que la EAAB se ha dedicado a realizar obras duras en los humedales de la ciudad, desconociendo su misión como entidad y los lineamientos de la política distrital de humedales.

Según explicó la cabildante la Empresa de Acueducto se dedicó a obras de movilidad que atentan contra los humedales, mientras que dejó de hacer otras para el mejoramiento de la calidad hídrica en la ciudad.

Tal es el caso del Humedal Tibabuyes donde ha destinado en los últimos tres años más de $57 mil millones, es decir el 66% del presupuesto para este humedal. Así mismo explicó que el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) en áreas legales de este humedal ha destinado más de $23 mil millones a la instalación de canchas sintéticas afectando la conectividad ecológica y el hábitat de la fauna en vía de extinción.

“La empresa de Acueducto se dedicó hacer ciclorrutas y obras de endurecimiento en los humedales, en lugar de trabajar en mejorar la calidad del agua en Bogotá”. Anotó la Concejala.

Durante su intervención también solicitó a la Procuraduría General de la Nación la vigilancia a los contratos de obras que se encuentran en ejecución pese a que el contrato de diseño respectivo se encuentra suspendido.

La concejal del Partido Alianza Verde solicitó a la Procuraduría General de la Nación suspender las obras en el Humedal Tibabuyes. Así mismo pidió abrir investigación con fines disciplinarios a los funcionarios de EAAEB y al Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, por presuntas omisiones frente al marco normativo de los humedales de Bogotá.

Asimismo insistió en hacer una investigación por la falta de rigor en los estudios ambientales y sociales en la evaluación de impacto a los recurso naturales y al diseño  de las medidas de mitigación y compensación de las obras y finalmente solicitó el acompañamiento del ente de control para realizar un visita junto con la comunidad para recoger otras pruebas de la afectación que se está generando en el humedal Tibabuyes.