Junior quiere ‘pegar primero’ en final de la Liga

Foto cortesía

La gesta por la primera estrella de 2019 comenzará en el Metropolitano Roberto Meléndez. Junior va por la defensa del título que consiguió en diciembre cuando derrotó de forma agónica al Medellín, mientras que Pasto quiere dar sorpresa como lo hizo en el cuadrangular dejando eliminado a Millonarios.

En la batalla por el título estarán dos equipos que tienen formas distintas de jugar al fútbol. Históricamente los barranquilleros tienen en su identidad un estilo ofensivo en el que sobresale la tenencia con el balón y la generación de acciones de peligro sobre el arco rival. Por su lado, Alexis García implementó en el Pasto un esquema basado en una la línea del fondo como gran protagonismo.

Con algo de sufrimiento los curramberos consiguieron su boleto a la gran final en la última jornada de cuadrangulares. Los comandados por Julio Comesaña vencieron a Atlético Nacional 3-2 y entraron a la definición del título.

La escuadra fue de menos a más a lo largo del torneo. En un inicio que no convencía con Luis Fernando Suárez. La falta de claridad en el estilo de juego no le permitió al plantel avanzar a la siguiente ronda de la Copa Libertadores, mientras que desde que Comesaña regresó al banquillo los barranquilleros recuperaron ese toque de balón que tanto los caracterizó el semestre pasado.

De igual manera, el cuerpo técnico supo cómo manejar la presión en las finales. Sin lugar a dudas el cuadrangular b era el grupo de la muerte. En su estadística, Junior derrotó a Atlético Nacional y Deportivo Cali, con el Deportes Tolima empató en los dos encuentros pero se clasificó por la diferencia de gol.

El entrenador uruguayo encontró en Fredy Hinestroza el sustituto de Luis Díaz que dejó el equipo en el transcurso de los cuadrangulares porque está concentrado con la Selección Colombia para la Copa América.  Asimismo, Teófilo Gutiérrez apareció en partidos importantes en los que con goles le ayudó a su equipo a conseguir resultados.

Pese a mostrar un poderío de ataque inmenso, Junior evidencia fallos en la última línea. Comesaña no rescata la ideología defensiva de los charrúas y siempre regala muchos espacios cuando no maneja el balón. Los defensores del club no son lentos, pero al tener el fondo tan adelantado en el campo los rivales aprovechan contragolpes para tomar ventaja, tal como ocurrió en la Libertadores.

Entretanto, Pasto saldrá al Metropolitano con el equilibrio como punto de partida. Los nariñenses son el equipo que menos goles recibió en el certamen y quieren mantener esta marca en las finales. Alexis García demostró planteamientos inteligentes en el campeonato y espera a que los contrincantes se equivoquen para liquidarlos. La efectividad es  un factor diferencial en el equipo que no ganó ningún encuentro con un global superior a tres goles.

En el ataque Andrey  Estiupiñán resalta por su velocidad y capacidad física. El mediapunta es el encargado de generarle espacios a sus compañeros. El goleador del equipo es Ray Vanegas que anotó en cuatro oportunidades. Pasto es un equipo de marcadores cortos que no necesita jugar bonito para ganar.  La tenencia del balón no importa para García que prefiere mantener el orden en sus filas y no brindarle campo a los rivales.