Menos hectáreas, mayor producción en 2020 de Cultivos ilícitos

Foto AFP

Por tercer año consecutivo, Colombia logró reducir el área sembrada con hoja de coca al disminuir esta cifra en 7% durante 2020 con respecto a 2019.

De acuerdo con el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Undoc), esta disminución de los cultivos ilegales de hoja de coca significa que el país pasó de tener 154.000 hectáreas en 2019 a 143.000 hectáreas en 2020.

Sin embargo, el documento destaca que a pesar de esta disminución, la capacidad de obtención de cocaína por hectárea se ha incrementado en los últimos años.

El documento, revelado ayer aunque ya había sido presentado en junio pasado, indica que la tendencia a la reducción de áreas sembradas que se inició en 2017 está relacionada con reducciones sostenidas en los últimos tres años principalmente en los departamentos de Nariño, Putumayo y Caquetá, y en la región oriental, incluyendo Meta, Vichada y Guainía.

Agrega que de los 20 departamentos afectados por cultivos de coca, solo cuatro: -Antioquia, Córdoba y Bolívar y Chocó, que tuvieron un incremento significativo en 2020 de 24% de los cultivos ilícitos.

“En 2020, el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura aumentó 8% respecto de 2019, al pasar de 1.137 toneladas a 1.228 toneladas. La producción estimada de hoja de coca fue de 997.300 toneladas métricas (tm) y en relación con la productividad del cultivo, a nivel nacional, el rendimiento anual de hoja de coca por hectárea se determinó en 6,4 tm/ha/año”, señala el informe.


Le puede interesar: Se fijan audiencias por demanda de Nicaragua contra Colombia


Al respecto, e Ministerio de Justicia destaca que “en este aspecto es interesante entender que existen cuatro factores que inciden en la producción de cocaína: el primero es el área sembrada con coca; el segundo es la cantidad de alcaloide que se produce en cada hectárea; el tercero es la capacidad de extraer ese alcaloide de la hoja para convertirlo en pasta o base de cocaína y el cuarto es la capacidad de transformar esa pasta o base en clorhidrato de cocaína. El primer factor viene bajando, pero los otros tres están aumentando”.

Por otra parte, el documento señala que respecto de las áreas de manejo especial, “el 29 % del área con coca en 2020 se concentró en Parques Nacionales Naturales, Tierras de las Comunidades Negras y Resguardos Indígenas. De estas tres, solo se observa un leve incremento en Parques Nacionales Naturales. Catatumbo-Barí continúa siendo el parque natural con mayor afectación”.

También se resalta que los cultivos de hoja de coca continúan concentrándose en territorios que requieren especial atención: Parque Nacionales Naturales, 5% de la concentración; Resguardos Indígenas, 8%; y Tierras de las Comunidades Negras, 15%. Igualmente, cerca de la mitad de la coca está en zonas de interés para la conservación.

También dice el análisis que desde hace cinco años se consolida una tendencia a la concentración de los cultivos de coca particularmente en zonas de frontera y en zonas geoestratégicas para el tráfico de cocaína. En ese sentido destaca que “cuando esta concentración se estabiliza por cuatro años o más, se establece un enclave productivo. En 2019 se habían detectado siete enclaves; en 2020 se consolidan dos nuevos enclaves (San Pablo-Taracué en Bolívar y Orito-Vides en Putumayo). Los enclaves productivos ocupan el 16 % del territorio afectado y contienen el 40,5% de la coca”.


Además lea: Gobierno compraría terceras dosis de vacuna anticovid


Es importante destacar que en el 62% del territorio que mostró tendencia a la reducción no se registró ningún tipo de intervención, lo que indica que existen múltiples factores que pueden estar direccionando la tendencia a la reducción.

38 mil hectáreas erradicadas

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, explicó que “al 22 de julio, la Fuerza Pública ha erradicado 38 mil hectáreas de cultivos ilícitos, se han incautado más de 346 toneladas de cocaína, 30% más que el año pasado. Lo mismo que 62% más de toneladas de hoja de coca, 541 toneladas con respecto al año pasado”.

Dijo el funcionario que a lo largo de este año “la Fuerza Pública está adelantando una labor incansable” para volver a alcanzar la meta de 130 mil hectáreas de cultivos ilícitos erradicadas.

Molano aseguró que en primer semestre de 2021 se han destruido más de 3.683 infraestructuras para la producción de drogas ilícitas, 14% más con respecto al año pasado.

El Ministro de Defensa concluyó que “llevamos dos años mostrando reducciones seguidas, como el año pasado acumulando casi 7% reducción en el total de hectáreas, llegando a 143 mil hectáreas de coca, un triunfo de la Política Antidrogas y de Lucha contra Cultivos Ilícitos de este Gobierno”