Off the record

Foto Minhacienda

Muy cautos…

En la comparecencia de ministros y altos funcionarios del Gobierno ante las comisiones económicas del Congreso que están analizando el proyecto de presupuesto general de la Nación para el 2022, la mayoría de ellos admitió que hay estrechez de recursos pero ninguno llegó a criticar al titular de Hacienda, José Manuel Restrepo, que es quien finalmente decide cuánto va para cada entidad. En vista de ello, algunos parlamentarios consideraron “estéril” ese ejercicio de citar a los ministros y altos cargos, a sabiendas que desde la Casa de Nariño se les dio una clara instrucción para que evitaran al máximo generar controversias públicas y con eco político respecto al apretón presupuestal para el próximo año.

Semillero empresarial

Los gremios económicos están preparando una propuesta de alto calado en materia de generación de empleo. Según trascendió, la estrategia se basaría en la necesidad de crear un incentivo, que estaría a cargo de presupuesto público y privado, que permitiría crear una especie de semillero de pequeñas y medianas empresas que tendrían como principal nicho de producción el de materias primas que hoy se están importando pero que es viable manufacturar en nuestro país con precios similares o sin mayor impacto dentro de la estructura de costos de las grandes compañías, que se comprometerían a adquirirlos. En otras palabras, el mercado para esas pequeñas y medianas empresas estaría asegurado y por esa vía se aseguraría su rentabilidad y permanencia en el tiempo.

Reforma a la vista

Hoy se lleva a cabo la moción de censura contra la ministra de las TIC, Karen Abudinen, y todo hace indicar que en la votación de la próxima semana la sumatoria entre la coalición gobiernista y Cambio Radical la pondrá a salvo. Por lo mismo, un grupo de senadores y representantes a la Cámara, de la oposición, están preparando un proyecto de reforma a esta figura de control político. Según trascendió, la principal modificación iría en la dirección de reducir el umbral de aprobación o negativa de las mociones, que ya no sería por la mitad más uno del total de integrantes de una de las dos cámaras legislativas, sino por el 40% ¿Qué futuro tendría la iniciativa? No se sabe, pero es seguro que, al menos en el actual mapa político del Congreso, una reforma constitucional de ese talante no pasaría.

Burocracia y elecciones

Un periodista de EL NUEVO SIGLO le preguntó a un veterano exparlamentario en torno a cuál partido consideraba que tenía más burocracia para mover de cara a las próximas elecciones de Congreso. El excongresista, en charla off the record, respondió que “eso dependía”. Cuando se le indagó de qué, señaló que había que diferenciar la coyuntura de lo que pasaba en 2018. “… Veníamos de ocho años de una coalición santista que estaba muy aceitada a punto de mermelada burocrática y presupuestal, pero dos de esos partidos, el conservador y La U, siguieron en la coalición gobiernista, ahora de Duque… Si usted me pregunta, esos dos partidos son los más beneficiados a nivel nacional con fortines burocráticos, pero a nivel de departamentos, grandes ciudades y municipios, la situación es muy distinta, porque el mapa político cambió mucho en los comicios regionales del 2019, en donde si bien ganaron algunos independientes, al final les tocó hacer coalición con partidos tradicionales en asambleas y concejos”