Empresario | Bianchi incursiona en el mundo de los chocolates

Hoy el chocolate se ha convertido en uno de los productos más apetecidos por los colombianos. Aunque aún nuestro consumo representa la décima parte de la ingesta de un país europeo, el auge por este alimento es notorio. Por este motivo, Bianchi una de las marcas más queridas por el público en Latinoamérica, lanza su línea de chocolates, pensada en estrenar combinaciones con chocolate todos los días.

Después de 2 años de arduo trabajo, la marca introduce su línea de chocolate con opciones para todos los momentos y presupuestos, desde los $200 hasta los $5.000 hay una opción para calmar el antojo de chocolate, además de llenar de alegría y diversión a los hogares colombianos. Así lo explica Jessica González, gerente de la marca Bianchi.

“Después de trabajar en los últimos años con el equipo técnico y de mercadeo entendimos que el chocolate ofrece una experiencia única al paladar, la cual hace que queramos consumirlo todos los días, por eso nos pusimos en la tarea de crear productos en diferentes formatos que permitan estrenar de lunes a domingo chocolates de la más alta calidad”, sostiene. 

Bianchi invita a los colombianos a vivir experiencias de consumo diferente, con una gran variedad de presentaciones, formas y combinaciones pensadas para satisfacer a los amantes del chocolate; a su vez, nunca había sido tan fácil y económico, tanto estrenar como encontrar una marca que pueda ofrecer a los consumidores tantas texturas, colores y gustos en un solo lugar. Entre los sabores que las personas podrán encontrar en Bianchi están maní, caramelo, crispy, cookies and cream y muchos más, teniendo opciones tanto en chocolate de leche como chocolate blanco. 

Sin duda, la categoría de chocolates tiene una connotación de ser un buen regalo, por su valor percibido de lujo, además es una buena forma de expresar sentimientos. De acuerdo con esto, un chocolate siempre será un buen regalo, una excelente forma de quedar bien con el otro, pero además, es muy afín a otros productos complementarios como las flores o el vino.  Se dice que las personas que regalan chocolates, están compartiendo un placer con otra persona.