Off the record

Foto Diana Rubiano/ El Nuevo Siglo

Proyectos contradictorios

 

A menos de un mes de que arranquen las sesiones ordinarias del Congreso las distintas bancadas han sido citadas para sendas reuniones en la capital del país con el fin de analizar la agenda legislativa. Si bien hubo días atrás algunos cónclaves, estos tuvieron más la intención de analizar las coyunturas derivadas del reajuste en el gabinete y cómo quedaba cada colectividad en el nuevo mapa político. Por lo pronto, se sabe que tan pronto arranquen las sesiones, el 16 de marzo, habrá varios proyectos de ley para reglamentar las plataformas digitales tipo Uber, razón por la cual será necesario acumular las distintas iniciativas. Sin embargo, no será nada fácil ese proceso por cuanto, según lo anunciado hasta el momento, mientras unos congresistas buscarán viabilizar el funcionamiento legal de las aplicaciones, otros tienen la firme intención de reforzar su prohibición y las sanciones a los infractores.

 

Extrañeza diplomática

 

Tras el escándalo de la semana pasada por un viaje de la Primera Dama y sus hijas en el avión presidencial, en los círculos diplomáticos hubo extrañeza por la dimensión de la polémica. Incluso, según conoció EL NUEVO SIGLO, un embajador de un país latinoamericano habría indicado en una charla informal en un evento social que en su país la bitácora y pasajeros de la aeronave asignada al Jefe de Estado tiene estatus casi de información de seguridad nacional, por lo que acceder a la misma es muy difícil, incluso mediando orden judicial. Es más, se considera una irresponsabilidad de la comitiva presidencial no hacer uso de las aeronaves, escoltas y demás vehículos asignados para su protección y desplazamientos, porque ponen en peligro a los uniformados que los cuidan así como a la población civil a su alrededor. Paradójicamente en la charla trascendió que el mandatario que en el continente más precaución tiene respecto a quién lleva en el avión presidencial es el titular de la Casa Blanca, Donald Trump, ya que la oposición de los Demócratas y la prensa andan a la caza de descubrir algún invitado ‘sospechoso’.

 

¿Ingratitud?

 

No estaban muy contentos en los pasillos del Ministerio de Agricultura la semana pasada debido a los comentarios que algunos dirigentes gremiales del sector hicieron respecto a la labor del ahora extitular de la cartera Andrés Valencia y lo que esperaban de su sucesor Rodolfo Enrique Zea. Según conoció EL NUEVO SIGLO algunos de los pronunciamientos gremiales sobre los retos que asume el entrante ministro fueron, a la vez, críticas directas o tácitas a Valencia, muchas de las cuales nunca se le expusieron de manera clara y sincera al entonces ministro que, si de algo se preciaba, era de su constante interacción con todos los voceros del sector, ya fuera en Bogotá o en el resto del país. De allí que esa críticas dejaran cierto sabor a ingratitud con Valencia. Por otra parte, también trascendió que algunos gremios del agro están pensando en hacerle un homenaje por su gestión en estos 18 meses.

 

Plan amazónico

 

La Iglesia colombiana pondrá en implementación una campaña en próximos meses para promover los mandatos de la exhortación apostólica que hiciera esta semana el papa Francisco, denominada “Querida Amazonia”. Como es apenas obvio, gran parte de los criterios allí expresados por el Pontífice argentino atañen directamente a Colombia por ser un país que está en la cuenca amazónica. Además, los jerarcas católicos locales fueron activos impulsores y protagonistas del Sínodo Obispal que se celebró en octubre del año pasado en el Vaticano para analizar la crisis de la Amazonia.