Tottenham venció al Brighton 1-0 y sueña con la Champions

Tottenham

 

El Tottenham, tercer clasificado, logró una agónica y valiosa victoria por 1-0 en casa ante el Brighton (17º), este martes en un partido que había sido aplazado en la 33ª jornada de la Premier League, con lo que da un paso importante en la carrera por una plaza para la próxima Liga de Campeones.

El danés Christian Eriksen (minuto 88), con un disparo desde fuera del área, dio la victoria a los suyos en un partido que se dirigía a un triste empate sin goles.

Con 70 puntos, los 'Spurs' se consolidan en el podio de la clasificación, ahora con tres puntos de ventaja sobre el Chelsea (4º), mientras que amplía a cuatro unidades su margen sobre el Arsenal (5º), que tiene un partido disputado menos. Respecto al Manchester United (6º), el Tottenham se distancia con seis puntos más, pero los 'Red Devils' también tienen ahora un partido disputado menos que el equipo de Mauricio Pochettino.

Después de eliminar al Manchester City la pasada semana en cuartos de final de la Liga de Campeones, pese a su derrota 4-3 en el Etihad Stadium, el Tottenham había frenado su euforia el pasado fin de semana, cayendo 1-0 ante ese mismo rival en un encuentro liguero.

El partido ante el Brighton evidenció los problemas ofensivos del Tottenham tras la baja por lesión de su estrella Harry Kane, pero el gol final de Eriksen supuso un enorme alivio para su equipo.

El Tottenham intentará confirmar este triunfo el sábado ante el West Ham en la 36ª jornada liguera, de nuevo en su estadio, donde tres días más tarde afrontará ya el primer asalto de las semifinales de la Liga de Campeones, recibiendo en la ida al Ajax de Ámsterdam holandés.

Por su parte, el Brighton queda con tres puntos de ventaja sobre el Cardiff (18º), el primer equipo dentro de la zona de descenso.

En otro partido de la liga inglesa jugado este miércoles, en ese caso correspondiente a un duelo que había sido aplazado en la 31ª jornada, el Southampton (16º) dio una pequeño paso hacia la salvación con su empate 1-1 en el terreno del Watford (7º), que evitó la derrota con un gol de Andre Gray en el minuto 90.

El tanto del Southampton fue obra de Shane Long, que consiguió batir el récord del gol más rápido de la historia de la Premier League, tras apenas siete segundos.

Esa diana llegó nada más empezar el partido, cuando bloqueó un centro del defensa del Watford Craig Cathcart y se fue directo hacia el arco rival, batiendo a continuación a Ben Foster.

El jugador de 32 años bate el récord de rapidez, que hasta ahora tenía el defensa del Tottenham Ledley King, que marcó a los 9,9 segundos contra el Bradford en el año 2000.

Es apenas el cuarto gol de Long esta temporada, en la que el Southampton lucha por la permanencia. Tres de ellos, eso sí, se han dado en los cuatro últimos partidos de los 'Saints'.