Off the record

Foto archivo El Nuevo Siglo

¿Enguayabados abstencionistas?

 

Un reconocido analista político traía a colación un hecho que para muchos puede resultar anecdótico pero que a la hora de la asistencia a las urnas el próximo domingo podría tener consecuencias. “… Mire, el tema es serio: este viernes y sábado habrá muchas fiestas de disfraces, ya que el próximo fin de semana ya estaremos en noviembre e incluso es puente… Cuando las elecciones regionales y locales han estado ubicadas una semana antes de la fiesta de las brujas, es decir entre el 23, 24 o 25 de octubre, la gente tiene el próximo fin de semana para ir a votar, pero cuando la fecha de las urnas es la misma en que la gente hace sus fiestas de disfraces (el 31 es un jueves, día entre semana), entonces puede que haya mucha gente enguayabada el domingo y le dé pereza ir a votar”, precisó el analista, insistiendo en que el tema iba más allá de lo meramente anecdótico.

 

Curul de la discordia (I)

 

En las sesiones de esta semana en el Consejo Nacional Electoral (CNE) se está trabajando a marchas forzadas para tratar de definir la gran cantidad de casos de candidatos a los comicios del domingo que podrían estar inhabilitados. De hecho ya ese alto Tribunal ha dejado por fuera de competencia a 1.520 aspirantes, 650 de ellos porque tenían sanciones penales, disciplinarias o fiscales vigentes, y el resto por otra clase de inhabilidades. No hay que olvidar que el trabajo en el CNE se alcanzó a bloquear por cuenta del pulso por el escaño que ocupaba el fallecido magistrado Heriberto Sanabria. Aunque Hollman Ibáñez se posesionó ante un notario, el presidente del CNE, magistrado Hernán Penagos, indicó que debería ser el Presidente del Senado el que señale al reemplazo. Por lo mismo aunque Ibáñez se presentó en el CNE el alto Tribunal no se sesionó. Ante ello Ibáñez anunció acciones legales, en tanto el ente electoral reanudó labores con esa plaza pendiente.

 

Curul de la discordia (II)

 

Pero el lío va para más largo. Incluso el que le sigue a Ibáñez en la plancha que encabezaba Sanabria cuando fue elegido por el Congreso para ocupar una curul en el CNE, el liberal José Antonio Nieto Escalante, también adelanta acciones jurídicas para quedarse con el escaño. Todo ello se definirá después de los comicios del próximo domingo. Lo que por el momento está claro es que el Gobierno ha preferido no meterse en este pulso partidista, sobre todo porque están involucrados los partidos Conservador y Colombia Justa y Libres, que hacen parte de su coalición, en tanto desde el Centro Democrático, La U y los propios liberales también se están haciendo movidas con miras a lograr que el escaño quede en manos amigas, más aún ahora que el CNE debe empezar a definir una gran cantidad de demandas sobre los comicios y los elegidos el próximo domingo, asunto en el que todas las colectividades tendrán intereses en juego.

 

Consulta inoportuna

 

En las toldas del Centro Democrático hay quienes consideran que el peor momento para que el Gobierno planteara su consulta a la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre si la reelección presidencial indefinida es o no un derecho humano era, precisamente, en la semana de antesala de los comicios regionales del próximo domingo. Para algunos dirigentes uribistas era obvio que una vez se pusiera sobre la mesa este asunto, en un país tan polarizado como el colombiano, la gente no iba a relacionar la consulta con las maniobras de Nicolás Maduro y Evo Morales para aferrarse al poder, sino que lo relacionarían, por acto reflejo, con la vieja intención del Centro Democrático por abrirle paso de nuevo a una candidatura de Uribe a la Presidencia.