Farc deberá indemnizar a Ingrit Betancourt por secuestro

Archivo

El hijo menor de la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, Lawrence Delloye Betancourt, ganó una millonaria demanda que interpuso en una corte de Estados Unidos contra las extintas Farc por haber planeado y ejecutado el secuestro de su madre.

El Distrito Medio de Pensilvania exigió que a Delloye se le paguen US$36 millones, más los honorarios de los abogados, cuyo valor se determinará en los próximos días.

De acuerdo con Delloye, cuando interpuso la demanda, el plagio de su madre destruyó su confianza en sí mismo, en la vida y en otras personas, lo cual dañó su habilidad de mostrar afecto y recibir amor. Además, el testimonio inicial dice que las Farc lo sometieron a tortura y abandono emocional. Los otros familiares confirmaron esa afectación en la psiquis de Delloye.

Además, según él, ver el deterioro de su madre en las pruebas de supervivencia le causó “una inmensa angustia emocional, manifestada en noches sin dormir y fracasos académicos”.

Tras la liberación de Íngrid Betancourt en la famosa Operación Jaque, en julio de 2008, Delloye siguió batallando con la angustia emocional y tuvo problemas para restablecer los lazos con su madre. Después de todo, el secuestro tuvo lugar en febrero de 2002 y duró seis años y medio.


Le puede interesar: Vándalos chilenos promueven desórdenes en Bogotá: Mindefensa


La condena se emitió en contra de las Farc como organización. De acuerdo con la demanda, los acusados con nombre propio eran miembros de alto rango de ese grupo subversivo y estuvieron directamente involucrados con la decisión y ejecución del secuestro de Íngrid Betancourt.

Los acusados con nombre propio son Juan José Martínez Vega, Yarlei Bañol-Ramos, José Antonio Celis, Martín Cuero, Henry Castellanos Garzón, Juan Diego Giraldo, Josué Cuesta León, Luciano Marín, José Fernando Romero Mejía, Jorge Enrique Rodríguez Mendieta, Helí Mejía Mendoza, Noé Suárez Rojas, Walter Tapiero y Nayibe Rojas Valderman.

De acuerdo con el juez, solo Martínez Vega se presentó a rendir indagatoria. Los otros acusados fueron juzgados en ausencia.

Vale recordar que Delloye es ciudadano estadounidense porque nació en el estado de California y sus derechos son amparados por las leyes de ese país.

Dentro de los argumentos en la demanda, Delloye sugirió que el secuestro de Betancourt tenía el propósito de influenciar la política colombiana y estadounidense, prevenir acciones militares en zonas ocupadas, fortalecer sus redes de narcotráfico, infligir terror en los ciudadanos estadounidenses y exigir la liberación de subversivos presos.