El Tolima, territorio del oso de anteojos

Foto cortesía

El oso de anteojos es ícono nacional y el departamento del Tolima tiene la fortuna de ser habitado por dicha especie. Es por ello que, desde hace dos años, la Subdirección de Planeación y Gestión Tecnológica de Cortolima a través del Proceso de Áreas Protegidas- Grupo de Biodiversidad, viene ejecutando los proyectos de Monitoreo de Mamíferos en el Tolima y Diagnóstico del Conflicto Hombre-Mamíferos, con el fin de desarrollar acciones concretas para la protección y conservación, como especie sombrilla en los ecosistemas estratégicos.

Como resultado de rutas de estudio y caracterización del oso de anteojos,  la Corporación con el apoyo de profesionales de los Programas de Parques Nacionales Naturales, representados en el P.N.N Los Nevados, P.N.N Las Hermosas y P.N.N Nevado del Huila, realizó varias acciones  representadas en visitas de campo en 19 veredas de nueve municipios, 14 socializaciones del proyecto en entidades municipales, 26 sensibilizaciones ambientales en comunidades, 14 salidas de exploración, seis  salidas de monitoreo y 20 salidas de instalación y revisión de cámaras trampa, con las cuales se tiene certeza de la existencia y presencia de la especie.

Según lo observado y analizado, se estima que en el departamento del Tolima pueden estar presentes de 30 a 50 ejemplares, distribuidos en nueve municipios (Planadas, Chaparral, Rioblanco, Roncesvalles, Anzoátegui, Villarrica, Rovira, Ibagué y Cajamarca), territorios que reflejan ecosistemas estratégicos para su el desarrollo de su conducta y hábitat natural.

Datos curiosos

  • El oso de anteojos cumple su rol como especie sombrilla en los ecosistemas, primero porque es un excelente dispersor de semillas, también, porque a su paso abre senderos por matorrales y pajonales por los cuales otras especies transitan facilitando la movilidad en áreas de vegetación densa.
  • Es la especie de mamífero más grande que se desplaza por las copas de los árboles abriendo claros que permiten la entrada de la luz solar y el surgimiento de nuevas plántulas, es decir, la regeneración natural.
  • La hembra puede tener un osezno a los cuatro meses de gestación, siempre y cuando el habita donde se encuentre provea grandes cantidades de alimento, de lo contrario, puede prolongar su gestación hasta ocho meses.
  • El oso de anteojos se caracteriza por recorrer solo los ecosistemas, la hembra únicamente acompaña a sus crías hasta un año.
  • Estos ejemplares son omnívoros, dentro de su dieta está contemplada la carne, pueden cazar y además de ello, comen el 17% de lo que dejan los felinos.
  • Este animal puede correr hasta 50 kilómetros por hora, para alcanzar su presa.
  • El macho es 50% más grande que la hembra, miden alrededor de 1.2 a 2 metros, pueden pesar entre 90 y 180 kilos. y habita en diversos ecosistemas ubicados entre los 500 msnm, a donde baja temporalmente cuando escasea el alimento, y los 4,500 msnm.

 

Teniendo en cuenta estos datos, no todo es positivo ya que el Oso de Anteojos se encuentra en estado vulnerable (VU), de acuerdo con la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Ello se debe a la expansión de la frontera agrícola, la tala, ganadería y caza; razón por la cual, Cortolima quiso enviar un mensaje contundente a la toda la comunidad tolimense ayer para que se inicie una estrategia regional para estimular la protección y conservación del oso de anteojos en el Tolima.

Además Cortolima aspira a establecer programas para la preservación de esta especie y gestionar los recursos necesarios para mantener áreas naturales en buen estado de conservación y con estas acciones se protegerá todo el sistema ecológico que alberga a las demás especies silvestres del territorio tolimense.

 

Especies

En el mundo existen ocho especies de osos, una de ella es el oso andino o de anteojos, el cual tiene presencia en Colombia y gran parte de Suramérica, cubriendo un área aproximada de 260,000 km², sin embargo, se ha catalogado como especie vulnerable a la extinción, según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza - UICN y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El oso andino, es quizá la especie más carismática de la fauna silvestre en Colombia y se considera como el guardián de los páramos, teniendo presencia en 22 de los 59 Parques Nacionales Naturales de Colombia, por lo que su protección contribuye a la de otras especies silvestres y ecosistemas estratégicos para el aprovisionamiento de servicios ecosistémicos como el agua.