Tres miradas diferentes al arte se develarán en el Mambo

Cortesía
Las obras de dos colombianos y un francés se tomarán todos los espacios del Museo desde este jueves y hasta el 1 de septiembre

_________________________

TRAS un primer semestre de constante renovación, desde su programación expositiva, las mejoras locativas y la llegada de Eugenio Viola, Curador Jefe, el Mambo da un contundente inicio al segundo semestre del año con la inauguración de tres exposiciones en simultáneo.

Claudia Hakim, Directora del Mambo, resalta: “Somos un Museo en constante renovación y el segundo semestre de 2019 no será la excepción. Mantendremos una variada programación cultural y seguiremos contando con la participación de artistas, curadores e invitados nacionales e internacionales, en el marco de nuestras exposiciones, conversatorios y actividades educativas”.

Eugenio Viola, Curador Jefe, también asegura lo siguiente: “Creo firmemente que uno de los principales objetivos del Mambo es apoyar el trabajo de los artistas nacionales, ayudándolos a realizar sus proyectos de exhibición más ambiciosos hasta la fecha. Esta es una estrategia que el Mambo inició a principios de 2018 con la propuesta de María José Arjona y que ahora busca dar continuidad con Ana María Millán e Icaro Zorbar, dos artistas colombianos reconocidos internacionalmente, quienes este mes presentarán sus exposiciones institucionales más significativas jamás organizadas. Estoy orgulloso de ser parte de este proceso”.

 

Extrañando al fantasma

Este es el título de la exposición del colombiano Icaro Zorbar y la más grande hasta ahora en su carrera. En ella el artista va a configurar un recorrido que habitará los tres pisos del Museo, conformado por nueve diferentes instalaciones compuestas por objetos escultóricos creados a partir de luz, video, audio, proyecciones visuales y sonoras de diferentes escalas y objetos encontrados e intervenidos. También harán parte de la exposición una serie de eventos escultórico-performáticos –Instalaciones atendidas– las cuales tendrán un horario específico.

Acerca de su obra, Icaro afirma lo siguiente: “No se trata de buscar un uso correcto o incorrecto de las cosas. Mi proceso responde más a una iniciativa desde el juego y la curiosidad. Por supuesto, al hacer esto hay apropiación, pues las cosas se vuelven mías; de alguna manera las habito. Así que yo empiezo desde mi taller, desde mis decisiones personales, desde mis costumbres: como yo funciono”.

Su trabajo pone en manifiesto la naturaleza artificial de lo técnico y el rasgo humano implícito en la máquina. Sus instalaciones evidencian la vulnerabilidad de los mecanismos y a la vez se subraya una poética de lo cambiante. Parte de su trabajo tiene un carácter performático, por esta razón sus instalaciones atendidas requieren la presencia de un individuo para permitirles funcionar.

Elevación

Ana María Millán tendrá una mirada hacia las políticas de la animación en relación a la pintura, a los juegos de rol, sus diferentes prácticas y explorará posibilidades de reapropiación y reconstrucción de la identidad dentro del mundo digital.

La artista traza relaciones entre la animación y la ficción en relación a culturas y subculturas, el género y la propaganda política. Ha desarrollado técnicas basadas en los tradicionales juegos de roles para crear juegos que terminan en forma de películas y animaciones. Habla desde la cultura amateur, la cultura de masas, los territorios sonoros, la tecnología, incorporando posibilidades del ensayo y formas narrativas consideradas disfuncionales.

Previo a la muestra y durante un mes se llevaron a cabo varios juegos de roles dentro del taller Humano no Humano en el Mambo, el cual fue liderado por la artista. En este se articularon los personajes de ocho co-participantes quienes ya contaban con experiencia en juegos de rol o bien en video juegos. De vuelta en Berlín, ciudad donde reside Millán, se inicia el proceso de producción de la animación con músicos, un guionista y dos animadores. También se exhibirá una serie de retratos en acuarelas.

Flores solares en movimiento

Convencido de la necesidad de crear conciencia sobre el potencial de las tecnologías amigables con el medio ambiente (ecotecnologías) y el desarrollo sostenible, Alexandre Dang ha desarrollado su creación artística incorporando la energía solar como fuente principal en sus obras de arte cinético.

A través de su propuesta de arte sostenible, Dang tiene como objetivo: educar a los jóvenes sobre el potencial de las tecnologías ecológicas con un enfoque hacia las energías renovables.

Lyda Vásquez, Directora del Departamento de Educación del MAMBO: “Agradezco a Alexandre por su interés en el Museo, por su filantropía y entrega como artista. Desde el año 2018, hemos estado en continua comunicación para llegar a este emocionante momento, de instalar su obra en el Mambo. Está será una gran oportunidad para conocer su trabajo y convocar por una mayor conciencia ambiental”.

Durante los últimos años, Flores solares en movimiento se ha convertido en una obra icónica en todo el mundo. Se ha llevado a Estados Unidos, China, Singapur, Taiwán, Corea del Sur, Japón, Rusia, México, Brasil, Líbano, Marruecos, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Francia, Alemania, España, Italia, Dinamarca, Polonia, Hungría, Eslovenia, Estonia y Rumania.