Estrenan semáforo inteligente con contador progresivo en Bogotá

Cortesía

Este es el primero de 800 más que se instalarán a lo largo y ancho de la ciudad

 

A pesar de todos los inconvenientes que tuvo que sortear la Secretaría Distrital de Movilidad frente a la semaforización inteligente, ayer se instaló, en la estación del Museo Nacional de Transmilenio (Carrera Séptima), el primer semáforo peatonal con un contador progresivo, como parte de los complementos semafóricos previstos en el proyecto del Sistema de Semaforización Inteligente.

Este es el primero de 800 semáforos que se instalarán a lo largo y ancho de la capital del país. Esta movilidad inteligente ya cuenta con ícono para que la ciudadanía se identifique, denominado Prudencia, quien representa a todos los actores viales que, conjuntamente con ella, llegarán seguros a su destino.

Estos semáforos estarán ubicados en aproximadamente 250 intersecciones de la ciudad, en donde los tiempos o fases semafóricas son constantes y tienen pocas variaciones a lo largo del día. Estos mismos indicarán, con el ícono peatonal en color verde, el momento en que los ciudadanos pueden ingresar a la intersección y les dará el tiempo suficiente para salir de ella antes de dar paso a los vehículos.

A principios de septiembre se instalará la primera nueva intersección semaforizada inteligente de la ciudad en la localidad de Kennedy, en la Carrera 72 con Calle 42A sur, cerca de la estación de Bomberos.

En la actualidad se hacen las adecuaciones necesarias y preparación para esta instalación, y es importante señalar que este proyecto de semaforización inteligente en Bogotá avanza de acuerdo con los tiempos previstos en el cronograma de implementación.

Cómo va la semaforización

A la fecha, con corte al 11 de agosto de 2019, se han reemplazado 13.773 luminarias halógenas por LED, con un avance de 72,2% sobre el total a reemplazar. Al finalizar la implementación, la totalidad de los semáforos de Bogotá contarán con luminarias tipo LED que son más intensas, ahorran energía y requieren menor inversión en mantenimiento que las halógenas. Antes de la implementación de la semaforización inteligente, aproximadamente la mitad de las luminarias eran halógenas.

“Estos son los dos primeros de 800 semáforos con contadores regresivos que instalaremos en la ciudad. Con ellos será más fácil para los peatones prever los tiempos de verde para hacer los cruces por las intersecciones, mejorando las condiciones de seguridad vial y contribuyendo con la política de Visión Cero al proteger al actor más vulnerable en la vía”, afirmó el Secretario Distrital de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

De otra parte, se han reemplazado 2.368 semáforos vehiculares de aluminio que son conductores de energía y se deterioran más rápido a la intemperie, por semáforos en policarbonato, que no se corroen, son más livianos y tienen mayor duración. A la fecha, con corte al 11 de agosto de 2019, el avance es del 61,4% en el cambio de semáforos vehiculares.

Por su parte, la instalación de puntos de la red de comunicaciones conectados con la central semafórica y el suministro eléctrico, avanza en un 45,8%, con 549 puntos instalados en vía. Sobre estos se acoplan los nuevos controladores inteligentes de las intersecciones semaforizadas de Bogotá.

Con un balance a esta semana, en la ciudad se han instalado 237 controladores inteligentes, para un avance de 20,3% y la ciudad cuenta con 277 intersecciones semaforizadas conectadas con la nueva central inteligente de control de semáforos ubicada en el Centro de Gestión de Tránsito de la ciudad.

Las intersecciones con semáforos inteligentes están ubicadas en las localidades de Antonio Nariño, Barrios Unidos, Chapinero, Engativá, Kennedy, Fontibón, Los Mártires, Puente Aranda, Santa Fe y Teusaquillo.

En el curso del mes de agosto se instalarán los primeros sensores vehiculares en los semáforos inteligentes de Bogotá que le permitirán al sistema predecir de forma adaptativa al tránsito, los tiempos de verde en las principales intersecciones.

La necesidad de semaforización inteligente

De acuerdo con el secretario de Seguridad, Juan Pablo Bocarejo, la velocidad en una ciudad como Bogotá no está determinada ni por la cantidad ni por la amplitud de las vías, sino por la forma en la que se administran las intersecciones, y de ahí la necesidad de que en esta administración comenzara el proceso de renovación de la flota de semáforos en la ciudad.

“Nuestro sistema de semaforización era de los años 80 y es completamente obsoleto. Ahora tenemos un sistema con sensores que define la cantidad de tráfico y a partir de eso asigna los tiempos de verde. También tendrán contadores regresivos para los peatones. De las 1.400 intersecciones que había, vamos a adicionar 50 más”, le dijo el secretario a EL NUEVO SIGLO.